Manuel Bejarano
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El papel que está jugando el Estado en la puesta en práctica de una política de incentivos para la inversión privada, el apoyo de la cooperación internacional en la formación de mano de obra calificada, y la construcción de proyectos turísticos de la envergadura de Guacalito de la Isla y el hotel Pelican Eyes, aportan a la generación de empleos de calidad en el departamento de Rivas.

El caso de ese municipio se detalla en el Informe Latinoamericano sobre ‘Pobreza y Desigualdad 2013: Empleo de Calidad y Territorio’, que aborda las dinámicas de acceso al empleo de calidad en Rivas, con un fuerte predominio del turismo, y en San Juan de Río Coco, del sector agrícola.

"El estudio demuestra que ambos territorios son ejemplos positivos de generación de empleo de calidad, como resultado de una combinación de políticas estatales, apoyo de la cooperación, inversión privada, cooperativismo y producción certificada de café", avanza una nota de prensa.

Ese estudio será presentado esta tarde por el Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, Rimisp, de Chile; el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales, Inies, de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, Unan, y el Instituto Centroamericano para el Desarrollo de Capacidades Humanas, Ixmati.

Las posibilidades de que un territorio genere más o menos empleos de calidad dependen de tres conjuntos de factores: el tipo de estructura económica-productiva del territorio, las políticas públicas que se implementen y la extensión de los espacios de diálogo social que existan, según la nota.

Tres factores

El factor de estructura económica-productiva del territorio es considerado frecuentemente como el más influyente y tiene que ver con "la predominancia que allí tiene un determinado sector productivo sobre otros sectores".

El segundo factor no es menos importante, ya que tiene que ver con la institucionalidad laboral, políticas de fomento productivo y la protección social; y el tercero, se refiere al tipo de relaciones que se establezcan entre el Estado, las empresas y los trabajadores.

Las cifras sobre los territorios latinoamericanos presentados en el informe evidencian la existencia de severas brechas territoriales en Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua y Perú, en seis dimensiones socioeconómicas claves del desarrollo.