•   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Lo que hace cuatro años nació como punto de encuentro entre pequeños agricultores y consumidores buscando productos locales quiere convertirse ahora en el primer “hub” de comida ecológica de Puerto Rico, una isla donde más del 80% de la comida es importada.

“Es algo que la sociedad está pidiendo a gritos. Somos muchas las personas normales que nos cansamos de comprar en los supermercados frutas y verduras que no saben a nada; que queremos comer mejor, sin perjudicar al medioambiente o fomentar guerras de precios que maltratan a los agricultores”, explica a Efe Tara Rodríguez.

Se trata de la joven puertorriqueña que lidera esta iniciativa. A sus 30 años y después de haber vivido siete años en Nueva York, esta emprendedora, que estudió arquitectura, montó hace cuatro años el “Departamento (Ministerio) de la Comida”.

Esta organización pone en contacto a agricultores de la isla que trabajan sus tierras con criterios ecológicos con consumidores interesados en sus productos, al tiempo que ofrece consultoría para desarrollar la agroecología en la isla.

“La agricultura ecológica no es más que la que no recurre a agroquímicos tóxicos; combate las plagas de forma natural, apostando por la variedad de cosechas en un mismo terreno; paga de forma justa al agricultor y deja más limpias y sanas las tierras después de usarlas”, explica con naturalidad.

Para todos

Con ello, busca huir de clichés que apuntan a que “esto solo interesa a vegetarianos o veganos” o que “somos todos hippies o hipsters”.

“¡Nada que ver! Aquí vienen ancianos, chefs, oficinistas, madres... gente que simplemente se emociona con un tomate que realmente huele a tomate o que busca el desarrollo sostenible de la economía local”, explica en una entrevista en la sede del Departamento de la Comida, un garaje de un humilde y céntrico barrio de San Juan.