•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno y los productores comenzaron a mostrar preocupación por los efectos que tendrá en la producción nacional el fenómeno climático conocido como El Niño, que se prevé se establezca en julio próximo y disminuya las lluvias entre un 50 y 90% en el Pacífico, Sur y Centro del país.

Ayer, el Ejecutivo inició consultas con los productores, con las que se pretende desarrollar el Plan Agropecuario 2014-2015, que contempla un invierno normal y uno como el que se prevé para este año, es decir con pocas precipitaciones.

Consultas

Las consultas se extenderán hasta el próximo sábado 7 de junio y el Gobierno pretende sostener unos 16 encuentros con distintos sectores productivos, sin embargo, la falta de lluvia ya se está haciendo sentir en todo el país.

290514 temorEl presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes, afirmó que el fenómeno El Niño tiene “muy preocupado” al Gobierno.

Ayer mismo el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, informó que en lo que va de mayo ha habido una reducción en las lluvias que oscila entre el 50 y el 90% respecto a períodos anteriores.

Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic, pronosticó una afectación de, al menos, el 35% de la producción nacional.

Entre tanto Manuel Álvarez, otro directivo de esa organización, explicó que la sequía tendrá efectos en el rendimiento de todos los cultivos.

Sin sembrar

En distintos departamentos del país esperan que el Gobierno tome medidas urgentes para reducir las afectaciones ante este fenómeno.

Mariano Laguna, dirigente en Chinandega de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG, manifestó que hasta la fecha los productores han tomado la decisión de no sembrar, para evitar pérdidas.

En el departamento de Chinandega, según ese dirigente de productores, se tiene una meta de producción de 1,800 manzanas de frijol y 8,000 manzanas de arroz de secano, en León y Chinandega.

La falta de agua para el crecimiento de los pastos en ese departamento afectará a unas 14,000 cabezas de ganado.

Según Laguna, la opción que existe para salvar el ganado es enviarlo a los humedales de Palo Grande, en el municipio de Somotillo, o a la Tiguilotada y Los Playones de Catarina, en el municipio El Viejo.

Llamado al Gobierno

Uriel Amador, productor de arroz en Teotecacinte, Nueva Segovia, dijo que para el 25 de abril normalmente ya se ha regado la semilla.

Eddy Gutiérrez, economista y productor de Jalapa, demandó pronósticos meteorológicos más precisos sobre la afectación del fenómeno El Niño, para invertir en la siembra de frijol de primera y no de postrera.

Además, recomendó que se disponga de semillas más precoces, para levantar la cosecha temprano.

Una alternativa sería aprovechar las partes altas de la montaña para sembrar granos básicos, recomendó Leonel López, dirigente departamental de Unag.

El caso Estelí

Los productores del departamento de Estelí temen una afectación de hasta el 25% de las áreas de siembra de granos básicos y hortalizas, de entre 45,000 y 52,000 manzanas que se cultivan con esos rubros.

Anselmo Rayo, del municipio San Nicolás, expresó que en la primera semana de mayo comenzó a preparar tres manzanas de tierra para sembrar maíz y frijol, y pidió un plan de emergencia al Gobierno porque “si la falta de lluvia se prolonga hasta la primera quincena de junio, la situación será crítica”.

Por su parte, Juan Calderón solicitó un plan de alimentos, porque, aseguró, “las reservas mínimas de alimentos se les están agotando y no hay fuentes de empleo, peor en sectores del corredor seco”.

Los productores estiman que Estelí aporta entre el 18 y el 20% de la producción de granos básicos y hortalizas de consumo nacional en un invierno normal.

35 por ciento de la producción nacional será afectada, estima dirigente de Upanic.

950 mil empleos genera el sector agropecuario de Nicaragua.

18 por ciento del Producto Interno Bruto de Nicaragua es generado por la agricultura

Los productores de Estelí solicitaron equipos de riego con técnicas de ahorro de agua para enfrentar la falta de lluvia.

Colaboración de: Leoncio Vanegas, Nueva Segovia; Róger Olivas, Chinandega; y Máximo Rugama, Estelí.