•  |
  •  |
  • END

Pese a los daños en unas 20 mil manzanas de frijol por exceso de lluvia, habrá más beneficios que pérdidas en la cosecha de postrera, porque habrá buen rendimiento, afirmó Ariel Bucardo, titular del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor.

El funcionario señaló que el exceso de humedad provocó hongos en una parte del área sembrada de frijol, pero que los rendimientos serán buenos y eso garantiza una excelente cosecha del grano, con lo que se garantizará el abastecimiento local y las exportaciones del alimento.

Se estima que el área cultivada de frijol en la época de postrera oscila entre las 150 mil y 200 mil manzanas. Álvaro Fiallos, Presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG, dijo que el daño en el frijol por las lluvias es cercano al quince por ciento del área cultivada, pero que la cosecha no tendrá problemas.

Explicó que el daño ocurrió en las áreas húmedas, donde el cultivo se vio afectado por el exceso de lluvias, pero que las pérdidas se compensan con otras áreas donde se espera una cosecha muy buena.

Nicaragua exportó 40.3 millones de dólares en frijoles el año pasado, una suma mayor a la de 2006, cuando el monto llegó a los 37.1 millones de dólares.

Bucardo dijo que ya se están preparando para la cosecha de apante, de la que se espera obtener cerca de dos millones de quintales de frijol adicionales, que es el rubro principal en esta época, cultivándose principalmente en la parte central y el Caribe del país.

El ministro del Magfor señaló además que en todos los granos básicos habrá incrementos considerables en la cosecha de postrera.

Según la institución gubernamental, comparando con el año pasado, en 2008 se registran crecimientos en la producción de arroz (20.61 por ciento), frijoles (36.70 por ciento), maíz (17 por ciento), azúcar (17 por ciento), ajonjolí (84 por ciento) y maní (23.8 por ciento).

El ministro afirmó que con el único rubro que hay problemas, porque no somos autosuficientes, es con el arroz, que este año se producirán unos 4 millones de quintales, pero como consumimos 6 millones de quintales, tenemos que importar 2 millones.

Sin embargo, aseguró que este producto también está en crecimiento, ya que el año pasado la producción fue de 3.5 millones de quintales y se espera que en los próximos años lleguemos a ser autosuficientes en este alimento.

Dijo que en el caso del arroz no hay problemas por exceso de lluvias ni factores climáticos, sino que históricamente ha sido más barato comprar arroz en el mercado internacional que producirlo, pero que con la crisis de los precios altos, hubo países que hasta racionaron su venta y aquí se decidió fomentar el aumento de la producción para evitar problemas futuros.

Tendencia de buenos precios
Bucardo manifestó que pese a la reducción del precio que algunos rubros agropecuarios están experimentando en el mercado internacional, la tendencia para los próximos años es que los mismos se mantendrán altos. Centró sus esperanzas en que la crisis financiera, que ha ocasionado distorsión en algunos precios de productos de exportación de Nicaragua, sea pasajera.

Mencionó al café como uno de los productos que reflejó una caída desde los 147 dólares en marzo a 108 dólares recientemente, pero que ha comenzado a recuperar valor.

Agregó que los alimentos básicos mantienen un precio considerablemente alto, con excepción del arroz, que está bajando un poco.

El ministro dijo que la demanda mundial de alimentos sigue creciendo y eso es una gran oportunidad para Nicaragua, porque somos un país productor con mucho potencial, con mucho suelo no explotado, un nivel tecnológico muy bajo, que si se mejora, incrementaría considerablemente la producción. Bucardo indicó que a nivel de América Latina somos el país que más puede aportar a la producción de alimentos, y que en los próximos años el crecimiento de la economía nicaragüense estará sustentado en el sector agropecuario.