elnuevodiario.com.ni
  •   San Juan  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las pequeñas y medianas economías caribeñas cerraron 2013 con un crecimiento conjunto medio del 1.5%, tres décimas más que un año antes, lo que supone el mayor avance desde que se desató la crisis en la región hacia 2007, según el Banco de Desarrollo del Caribe (CDB, por su sigla en inglés).

Así se refleja en el informe anual del CDB presentado durante la 44 Reunión Anual de la junta de gobierno de esa entidad con sede en Barbados, que concluye hoy en Guyana.

Al presentar estos datos, el presidente del CDB, Warren Smith, destacó que el crecimiento fue posible gracias al aumento de la inversión directa extranjera, lo que se tradujo en más actividad del sector de la construcción.

Además, se debió en gran medida a una recuperación generalizada del turismo en la región, con avances sobre todo en las visitas procedentes de Europa, al tiempo que se contuvo el encarecimiento de las materias primas, lo que ayudó a controlar la inflación.

El CDB es la principal institución financiera encargada de promover la cooperación e integración regional a través de la financiación proyectos de desarrollo económico, social e institucional en el área del Caribe.

Está integrado de pleno derecho por Anguila, Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y Granadinas, Surinam, Bahamas, Trinidad y Tobago y Turcas y Caicos.

Competitividad

En su discurso de cierre, y según detalló la organización en un comunicado, el responsable electo de la Junta de Directores y primer ministro de San Cristóbal y Nieves, Dencil Douglas, instó hoy al banco a “reforzar su papel como catalizador del cambio en el Caribe y de la adaptación a la evolución del conjunto del mundo”