•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Programa de Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación, FAO, inició una serie de talleres en Centroamérica y República Dominicana para mitigar los efectos de la epidemia de roya del café, informó hoy una fuente del organismo.

El oficial de Producción y Protección vegetal de la FAO, Allan Hruska, dijo a Acan-Efe que los talleres permitirán a cada país involucrado implementar un sistema de alerta temprana, que identificará el potencial de roya en sus regiones y las medidas preventivas que podrían utilizarse.

El hongo de la roya apareció en la región en 1976
y actualmente afecta a más del 50 % de las áreas cultivadas del grano en Centroamérica, donde el café es uno de los principales productos de exportación y genera empleo para la empobrecida población campesina.

Hruska indicó que el sistema se está implementando como un plan piloto en El Salvador, Guatemala y República Dominicana, y que en los próximos meses lo estará en el resto de los países de la región.

Dijo que el proyecto programado por la FAO para la región tiene dos temas puntuales, el sistema de alerta temprano para que los productores "tomen acciones" en sus plantaciones a corto plazo, utilizando fungicidas para ello, y el control no químico de roya, en el que los caficultores hacen uso de otras estrategias.

"Los fungicidas funcionan si se aplican correctamente y a tiempo, pero existen otros factores, como los factores de sombra, poda y mutación de plantas, que pueden llevar a un control sostenible (de la plaga) a largo plazo", matizó.

Explicó que lo novedoso con el sistema de la alerta temprana es la utilización del internet, teléfonos celulares y un programa con aplicaciones digitales, que permiten diariamente conocer en tiempo real si un área o finca en particular está amenazada con la plaga de la roya.

"Los factores importantes a tomar en cuenta son la temperatura, humedad, incidencia de la enfermedad en el campo y la fenología de la planta (...), lo que podría permitir predecir con exactitud las probabilidades de un brote de roya", expresó Hruska.

Para el técnico de la FAO es importante que esta iniciativa no solo sea respaldada por las entidades gubernamentales sino por el sector privado, para que la misma produzca los resultados deseados como ha ocurrido en otras regiones.