Benjamín Blanco
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ante la posibilidad de que los niveles de producción de alimentos se vean afectados a mediano plazo en el país, el Centro Humboldt realizó un estudio llamado "Impactos y alternativas de los granos básicos  en Nicaragua ante el cambio climático", cuyos resultados no son tan halagadores.

A través de una metodología llamada Modelos de Climas Regionales para Estudios de Impacto, el Centro Humboldt en colaboración con el Instituto Meteorológico de Cuba, ha obtenido datos de proyecciones para Nicaragua, con una resolución de 25  kilómetros hasta el año 2039. "O sea que del área geográfica del país, tenemos cada 25 kilómetros, en una retícula, un valor para determinadas variables climáticas: temperaturas mínimas, medias y máximas, valores de precipitación, velocidad del viento… con esto nosotros podemos crear escenarios aplicables a comunidades enteras", explicó Carlos Carballo, a cargo de la investigación.

Escenarios agrícolas

Es decir que con estas proyecciones, tomando en cuenta el cambio climático, se pueden crear escenarios aplicados a la agricultura.

"Supongamos que tomamos cualquier área del país, y de esta concluimos que tiene la precipitación y temperatura adecuada para un cultivo determinado. Pero con el cambio climático, podría ser que esa área se reduzca a un área menor, producto que alguna franja pase a otro nivel de temperatura, donde la tendencia es que aumente y que  las lluvias disminuyan", indicó Carballo.