• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La entrada al país de la onda tropical número cuatro generará condiciones de humedad, mucha nubosidad y lluvias que serán de gran beneficio para los productores, consideró Salvadora Martínez, directora del Departamento de Meteorología Sinóptica y Aeronáutica del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter.

“El fin de semana entró la onda tropical número tres que se desplazó lentamente sobre el país los días viernes y sábado, la cual interactuó con el otro sistema meteorológico que conocemos como zona de convergencia intertropical, y eso fue lo que generó las bajas presiones atmosféricas y condiciones de mucha humedad”, explicó Martínez.

Los mayores acumulados de lluvias se registraron en las regiones autónomas del Caribe, en el norte y en algunos sectores del occidente del país.

Martínez destacó que el fin de semana hubo acumulados de lluvias de 40 a 50 milímetros en la zona sur del país, en comunidades como San Jerónimo, Nueva Guinea y La Cruz de Río Grande.

Similares acumulados se registraron en algunos sectores de occidente, como el ingenio Monterrosa, Corinto, Chinandega, León, y, sobre todo, en la parte costera del litoral del Pacífico.

Además, señaló que llovió en la zona más norte del país, en el centro, al sur, y en localidades como La Gateada y Boaco.

AMBIENTE CALUROSO

Según el reporte del Ineter, la onda tropical número cuatro continuará desplazándose sobre el país, provocando hoy, martes, un ambiente parcialmente nublado por la mañana en la región del Pacífico y en el resto del país, caluroso durante el día y lluvias moderadas por la tarde, acompañadas de tormentas eléctricas.

Para hoy nuevamente se esperan temperaturas máximas entre los 33º y 35º Celsius para la región de occidente y Managua, mientras en la Meseta de los Pueblos, el clima se vislumbra más agradable, con temperaturas máximas de entre 29º y 31º C.

El Ineter ya había pronosticado “acumulados de lluvia por debajo de lo normal” para mayo y junio, con el establecimiento progresivo del fenómeno El Niño, cuyos efectos serán mayores en las regiones Centro y Pacífico del país.

Los déficits de lluvias se prolongarían a julio, con mayor énfasis en la segunda quincena de ese mes.