Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Redacción Central

Nicaragua participó ayer en la firma, en Santiago, de Chile, de un protocolo de cooperación en el marco del Panel 2008-2009 de la Comisión de Naciones Unidas de la Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (CSTD), que se extenderá hasta mañana viernes en la sede de la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

La representación de Nicaragua de hecho firmó el acuerdo junto con representantes de Costa Rica, Brasil, Chile, Cuba, Argentina, México y Uruguay. Este acuerdo pretende apoyar la innovación en América Latina y el Caribe, tanto en ciencia como en tecnología, identificando la necesidad de enfrentar los desafíos en la gestión e implementación de políticas.

En ese sentido, se señala que será creado un foro abierto e informal donde se discutirán los temas sustantivos relativos a tales políticas.

El primer foro se realizará en la sede de la Cepal en Santiago, sobre el tema “Innovación, ciencia y tecnología: el camino de América Latina y el Caribe para enfrentar a la crisis”.

De acuerdo a los informes, tanto entre países de la región como al interior de cada uno de ellos, existen niveles disparejos en cuanto a sus capacidades científicas, tecnológicas y productivas; por lo tanto, se pretende que la generación de mecanismos de cooperación permita la transferencia de capacidades y el aprendizaje entre ellos.

Con la firma del protocolo se aumentarán las capacidades, tanto a nivel de recursos humanos como financieros, para la realización de proyectos a gran escala, superando la fragmentación de la investigación y generando sinergias entre los distintos esfuerzos de desarrollo científico y tecnológico.


Esfuerzos en nanotecnología y biotecnología
El protocolo es fruto de una sesión especial sobre la cooperación regional en ciencia y tecnología de la región, representada por autoridades de América Latina y el Caribe, responsables de las políticas de innovación. Participaron en ella: Costa Rica, Brasil, Chile, Cuba, Argentina, Nicaragua, México y Uruguay.

El acuerdo pretende crear mecanismos para generar, difundir y aplicar nuevas tecnologías en los campos de la información, la comunicación, la biotecnología y la nanotecnología.

En el convenio se destaca también la creación del primer curso de alta formación para gestores de política en ciencias y tecnología en la región. Este curso servirá para intercambiar experiencias entre los países y reforzar el diálogo regional en la implementación de políticas y elaboración de estudios.