•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La falta de lluvias, generada por el fenómeno meteorológico conocido como El Niño, ha dañado más de mil manzanas de terrenos que productores afiliados a la Asociación de Trabajadores del Campo, ATC, tenían cultivadas con frijoles, maíz, sorgo y hortalizas en el departamento de Estelí.

El secretario general de la organización gremial, en "El Diamante de Las Segovias”, Ranulfo Vázquez Camas, señaló que tienen influencia en más de 40 comarcas de los municipios de La Trinidad, Estelí y San Nicolás.

En tales lugares, debido a la prolongada sequía, dijo que los productores en este periodo solo esperan obtener cierto nivel de cosechas de granos básicos en las partes húmedas, como la zona noreste del municipio de Condega, donde han caído de forma permanente chubascos, y el territorio norte de San Nicolás entre otros sitios.

A decir de Vázquez, la ATC atiende un universo de pequeños productores en esos lugares que supera los mil doscientos y cada uno de ellos cultiva entre una y dos manzanas de terrenos, porque se dedican a otras actividades agropecuarias que desde hace algunos años han mejorado sus niveles de vida.

No obstante ahora con la sequía, esperan obtener recursos y cosechas a lo sumo para la subsistencia por lo que las pérdidas son enormes aunque no dio cifras ni cálculos de los porcentajes de afectaciones.

Semillas criollas

Ellos cultivan con esfuerzos propios tales áreas de terrenos. Pero también impulsan un proyecto de rescate de semillas criollas de granos básicos con apoyo de la Unión Europea, con fondos provenientes del organismo denominado como Veterinarios Sin Fronteras y el respaldo del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria INTA.

Esa iniciativa es impulsada de forma mancomunada con un grupo de pequeñas productoras afiliadas a la Fundación Entre Mujeres, que tiene influencias, en municipios de Estelí, Pueblo Nuevo, Condega y Dipilto.- El año pasado, destacó que lograron cultivar unos 1,250 quintales de frijoles de semilla mejorada y rescatar al menos nueve variedades de semillas criollas.

Esa cantidad de granos fue destinada una parte al autoconsumo de las familias, otra a garantizar la semilla para la siembra y un porcentaje para intercambio con otros productos con las familias de su comunidad.

Siembra tardía

Indicó que en años anteriores, los agricultores culminaban los procesos de siembra de granos básicos correspondientes al periodo de siembra de primera a más tardar el 30 de junio, pero detalló que productores de las zonas donde hasta ahora está lloviendo se están aventurando a sembrar maíz y frijoles ligeros o de pronta cosecha. De igual forma detalló que impulsan un proyecto de bancos de semilla y silos para guardar sus cosechas, de los que todavía cuentan con algunas reservas.

En años anteriores señalaron que para estos tiempos ya había frijoles tiernos o camagües, con lo que solventaban algunos déficits alimentarios en sus hogares, pero ahora consideran que la situación es crítica porque en los lugares donde han logrado sembrar los cultivos de maíz y frijoles están en proceso de crecimiento.

 

1,250 quintales de frijoles para semilla lograron cultivar el año pasado.

 - En años anteriores, para esta fecha, ya había frijoles tiernos o camagües con lo que solventaban algunos déficit alimentario.