•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de 38 mil empleados del sector textil y confección han sido beneficiados mediante la implementación del programa Better Work, el cual propone un verdadero cambio de paradigma en la industria textil y confección.

"Más del 52% de la fuerza laboral del sector textil y confección se han integrado al programa; estos representan a unos 38 mil trabajadores que han sido capacitados para mejorar el ambiente laboral y estamos trabajando con 23 de las 47 fábricas", indicó Elena Arengo, coordinadora de Better Work Nicaragua.

Nicaragua se convirtió, hace tres años, en el primer país de la región en implementar el programa Better Work, que es una asociación entre la Organización Internacional del Trabajo, OIT, y la Corporación Financiera Internacional, CFI. Este programa tiene como objetivo ampliar las oportunidades de un trabajo decente en el sector textil, así como mejorar la competitividad de la industria mediante el avance en el cumplimiento de la legislación laboral.Impulso Better Work

"Mediante la implementación de este programa hemos visto mejoras significativas en los aspectos de salud e higiene ocupacional, un área con muchos desafíos en la industria textil a nivel mundial", señaló Arengo.

Enrique Espinoza, viceministro del Trabajo, señaló que ahora estas empresas están cumpliendo en materia de higiene y seguridad.

Reduce costos

“Para nosotros es muy importante tener un programa de esta magnitud, porque si las grandes marcas de ropa hacen más pedidos, hay más empleo y al Gobierno (de Nicaragua) le interesa reducir la pobreza”, destacó el funcionario.

Eduardo Manicucci, gerente de recursos humanos de la empresa Global Sae, manifestó que este programa les ha permitido reducir el número de auditorías que sus compradores les realizan.

“Nosotros tenemos cinco clientes en los Estados Unidos y si todos los clientes reconocen las auditorías de Better Work, entonces ya no es necesario realizar cinco auditorías, sino que con una vasta; eso es un gran ahorro", insistió Manicucci.

Global Sae cuenta con 3,400 trabajadores y el programa le ha permitido mejorar sus normativas de higiene y seguridad.

Claudia Salame, gerente administrativo de recursos humanos de Wells Apparel Nicaragua –una fábrica especializada en producir ropa deportiva exclusivamente para la marca Wilson–, manifestó que la auditoría que realizan está basada en la ley y que esto es una gran ventaja del programa.

“Nosotros fabricamos ropa deportiva para la marca Wilson, y la auditoría de Better Work nos ha permitido reducir costos y capacitar a nuestros trabajadores en temas importantes como finanzas, higiene y seguridad", detalló.

En el 2013, el programa capacitó a 1,406 personas, de los cuales 884 eran trabajadores, 147 supervisores, 179 gerentes y 196 sindicalistas. En el primer trimestre de este año, ya habían capacitado a 961 empleados del sector.

Ariel González, responsable de higiene y seguridad de Wells Apparel Nicaragua, S.A., dijo que la aplicación del programa les ha permitido mejorar algunas anomalías que se presentaban a los interno de la empresa.

"Nos sentimos agradecidos con la implementación de este programa, porque hemos recibido capacitaciones sobre contabilidad para que no nos endeudemos demasiado, sobre seguridad social, comunicación, salarios e incentivos, y primeros auxilios. Y sobre todo, está contribuyendo a una mejora continua en las condiciones de trabajo", explicó González.

Más productividad

Róger Gutiérrez, gerente de mercadeo y cumplimiento de la empresa Textiles Válidos, ubicada en Jinotepe y que cuenta con 1,300 colaboradores, señaló que este programa les ha permitido ir mejorando la productividad.

"Creo que un gran aporte del programa ha sido acercar más a los empleadores con los empleados y eso ha contribuido a mejorar el diálogo en la fábrica, y por ende la productividad”, adujo Gutiérrez.

Textiles Válidos produce en promedio un millón de piezas mensualmente y más del 60% de sus empleados son mujeres.

 

23 fábricas de las 47 del sector textil han mejorado el ambiente laboral.

Nicaragua tiene un alto grado de desarrollo del diálogo social tripartito en el sector. Gobierno, empleadores y sindicatos han firmado acuerdos relevantes para dar estabilidad al sector.

Sigue al autor en Twitter: @rguerrero_nica