•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Representantes del sector maderero se declararon ayer “inmovilizados” por parte del Inafor, el cual aplica, según declararon en conferencia de prensa, arbitrariamente la Ley 462, que regula la materia forestal.

Hernando Escobar, exportador de madera, dijo que el Instituto Nacional Forestal, Inafor, ha venido manejando medidas arbitrarias que afectan al sector maderero, compuesto por unas doce mil personas, incluidos carpinteros y ebanistas. “Todo el sector forestal se encuentra inmovilizado, desde el productor hasta el exportador”, aseguró.

Escobar dijo que el problema gira en torno a la “burocracia” creada por parte del Inafor en las exportaciones. “Hay permisos que, debido a controles con la nueva ley de la trazabilidad o el decreto de la trazabilidad, están saliendo con excedentes y esos excedentes se les ha querido acreditar a los exportadores", explicó.

demandan respuesta

Escobar dijo que los madereros no están en contra de que se controle minuciosamente el comercio de la madera, “porque el tema es muy sensible”; pero demandan respuestas en torno a problemas que aquejan al sector. “Se ha hecho caso omiso a nuestros problemas, lo hemos dicho reiteradamente”, aseguró.

Agregó que esta problemática les ha ocasionado pérdidas, pues no han podido vender su producto desde septiembre de 2013.

Danilo Blandón Reyes, también exportador de madera, dijo que el Inafor ha venido generando muchos problemas al sector maderero.

“La burocracia de los funcionarios (del Inafor) nos está llevando al caos, se les ha enviado cartas y no contestan", afirmó.

Refirió que, producto de esta situación, más de sesenta contenedores de madera de exportación, valorada en unos US$8 millones, se encuentran retenidos desde septiembre del año pasado. "Las navieras nos cobran de 150 a 200 dólares por cada día de atraso del contenedor", explicó.

Blandón dijo que el sector maderero se está reorganizando en torno a la Cámara del Sector Maderero, demandando al Inafor soluciones inmediatas. “Demandamos soluciones, sentarnos y tener un diálogo”, dijo.