•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los efectos del cambio climático en el sector ganadero y las posibles formas de contrarrestarlos serán unos de los temas que se abordarán en el V Congreso Nacional Ganadero 2014, que se realizará los días próximos 23 y 24 de julio, en Managua.

René Blandón, presidente de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua, Conagan, dijo ayer que los ganaderos tienen que aprender a prepararse con alimentación abundante y adecuada para el ganado, y con cosechas de agua, para las épocas secas del año.

La sequía ha golpeado fuertemente en los últimos meses al sector ganadero y si la situación del clima se agrava, con la posible presencia de El Niño, se enfrentarán a mayores problemas en el verano de 2015.

Según Gustavo Toruño, vicepresidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG, las sequías se están acentuando más en los últimos años, como consecuencia del cambio climático.

"Ahora no estamos pensando en que el invierno entra el 15 de mayo. Eso fue ya hace muchos años. Ahora puede ser que entre el 20 de mayo, en junio o que no entre, como está pasando ahora", ejemplificó Toruño.

PLAN DE REFORESTACIÓN

Los ganaderos, según Blandón, han propuesto al Gobierno un plan de reforestación, que consiste en disponer de entre un 15% y 20% de sus fincas para reforestar.

“Yo creo que el Gobierno lo ha visto con buenos ojos y será abordado en el V Congreso (…) veremos cómo en conjunto lo podemos realizar", afirmó Blandón.

SIGUEN REUNIONES

Los ganaderos y el Gobierno, que en las últimas semanas han sostenido una serie de reuniones para enfrentar los problemas del sector, tenían prevista una reunión ayer en la tarde, pero al parecer el Gobierno no les confirmó la cita.

Representantes de Conagán, así como de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, Faganic, manifestaron que en la reunión le propondrían al Gobierno que los apoye con un fondo para comprar alimentación para el ganado, pero no precisaron acerca del monto.

De lo que sí dijeron estar seguros, es que el Estado les facilitará el transporte para llevar la comida suplementaria que adquieran hasta las zonas afectadas. Se habla de cascarilla de maní, melaza de caña, entre otros.