•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Unas 12 mil toneladas de bagazo tiene a disposición proveer la Compañía Azucarera del Sur, Casur, en Potosí, Rivas. Su propósito es apoyar a los pequeños y medianos ganaderos de las zonas del país, que tienen hatos con deficiencia alimentaria debido a la escasez de precipitaciones, un fenómeno que ha afectado a Nicaragua.

Danilo Peña, gerente de fábrica de Casur, señaló que la empresa azucarera ante la necesidad que tiene el sector pecuario por la falta de "agua", decidió entregar bagazo para alimentar el ganado y de esa forma minimizar “un poco” el daño que está causando la sequía.

“Este bagazo es producto de la zafra 2013-2014, la cual recientemente finalizó y como parte de la RSE (Responsabilidad Social Empresarial) de la empresa, se optó por regalar a los ganaderos del departamento de Rivas, o de cualquier otro lugar del país que lo requieran, y así puedan enfrentar la falta de pasto a consecuencia de la sequía", relató Peña.

De acuerdo a Peña, al día llegan hasta la empresa entre 8 y 9 camiones a traer bagazo. En su mayoría, estos ganaderos proceden de la zona norte del país y aprovechan la oportunidad cuando llegan a vender ganado al Matadero "San Martín”, ubicado en el municipio de Nandaime. Asimismo, destacó que están llegando ganaderos del municipio de San Juan del Sur, donde la sequía ha azotado con mayor intensidad, según productores consultados.

Venden melaza

Por otra parte, manifestó que ofertan melaza a los productores para que tengan la opción de complementarlo con el bagazo y sea más nutritivo para el hato ganadero.

“La empresa siempre tiene a la venta 1,500 toneladas de melaza, pero esta vez hicimos un arreglo con un comprador para que nos las cediera y pudiéramos ofertarlas a los ganaderos que tienen posibilidades de comprar el producto. A los ganaderos se la estamos vendiendo a un precio más barato de lo que comúnmente se vende la tonelada de melaza", mencionó Peña.

Alfredo Centeno, presidente de la Asociación de Ganaderos de Rivas, Asogari, al ser consultado dijo que el donativo del bagazo es un elemento "paliativo" ante la crisis que está viviendo el sector pecuario. “En mi caso se me han muerto 20 animales, porque las reservas de pasto se me agotaron; en lo particular, he ido a traer bagazo al ingenio y me está ayudando a recuperar el peso de mi hato", indicó.

San Juan del Sur, afectado

También precisó que los ganaderos de San Juan del Sur son los más afectados por la escasez de lluvia y, por ende, es donde más se reportan reses muertas por desnutrición. Según Centeno, se calcula que el departamento de Rivas han muerto unas 500 reses.

Productores consultados indicaron que las vacas preñadas son las que más se ven afectadas durante la sequía. Por tanto, deben ser las primeras en atenderse, para que esto no cause mayores pérdidas económicas.

Sin embargo, otros opinan que si la cantidad de alimento con la que cuentan no es suficiente para sustentar a todo el hato, es recomendable vender algunos animales, como las hembras débiles o con problemas sanitarios, las vacas que tardan mucho en preñarse, y los animales que estén por debajo de la producción del hato.

 

12 mil toneladas de bagazo donará Casur y este servirá para mitigar el hambre de los semovientes.

 

Ganaderos de San Juan del Sur son los más afectados por la escasez de lluvia: se reportan más reses muertas.