• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La presencia de la universidad privada en nuestro país es mucho más significativa de lo que era hace diez años y se reconoce en esta, importantes avances científicos que aportan a la enseñanza en la educación superior. Al menos el 40% de las universidades existentes en el país son privadas, considera el doctor, Silvio De Franco, presidente de la Universidad Thomas More.

Para el doctor De Franco, en términos cuantitativos hay muchas universidades que han crecido de una manera bastante considerable. “Ciertamente ahora las universidades privadas juegan un papel muy importante en todo el sistema educativo a nivel superior” asegura.

Aliado estratégico

“Creo que la universidad privada vino a ser un gran complemento o mejor dicho un aliado estratégico en la capacidad de formación universitaria. Sin la universidad privada yo dudo que la universidad estatal, por muy buenas intenciones que tuviera, hubiera podido llegar a este punto” señala.

De Franco considera necesario los sistemas mixtos y juzga que los avances científicos de la universidad son “avances mixtos”. “Creo que la universidad estatal tiene que existir, no es cuestión de sustituir una por la otra, pero la universidad privada vino a ser un gran estímulo para la universidad estatal, vino a plantearle en un cierto sentido nuevos retos… creo que ha sido un estímulo mutuo muy provechoso”.

Llenando vacíos

A criterio del doctor Mauricio Herdocia, Rector de la universidad American College, las universidades privadas han venido haciendo un gran esfuerzo en la educación superior, “sobre todo porque hay que llenar muchos vacíos”.

Herdocia señala que en Nicaragua todavía no existe una visión sistemática y estructurada de los grandes componentes de la educación y es por esto que uno de los primeros desafíos de las universidades privadas ha sido enfrentar el desfase que presentan los bachilleres en materias generales.

“Eso ha llevado a que las universidades privadas estén desarrollando importantes componentes de reforzamiento de la educación antes del ingreso a la carrera universitaria misma”, asegura.

Otro aporte que reconoce Herdocia es que las universidades privadas están haciendo tambien un gran esfuerzo por “tirar puentes” hacia el sector empresarial, de tal manera que los estudiantes, antes de salir al mercado laboral puedan realmente desarrollar habilidades y competencias dentro de una empresa.

“Creo que ahí hay tambien un esfuerzo significativo por parte de las universidades en fortalecer esa posibilidad de que el estudiante pueda tener esa primera experiencia laboral antes de abandonar las aulas de clase”.

Posgrados

La oferta de posgrados es otro avance en la educación de la universidad privada según Herdocia. “Las universidades privadas han hecho en estos últimos años un esfuerzo que no siempre se ha reconocido alrededor de los temas de posgrados. “Las universidades privadas han venido estructurando una oferta de posgrados de una gran calidad en temas donde realmente se siente la necesidad de forjar profesionales con una vinculación a las demandas reales de las empresas” afirma.

Según Herdocia, las universidades privadas están trabajando también el proceso de acreditación en curso, para fortalecer la calidad académica y para ordenar en mayor medida los procesos educativos.

“Lo estamos viendo no como una imposición, no como un requisito, sino como una gran oportunidad de mejorar y de profundizar los procesos educativos” señaló.

Los obstáculos

Para el presidente de la “Thomas More” hay muchas dificultades que afrontan las universidades privadas. Una de ellas es que si realmente actúan como una ONG, conforme ley, entonces es difícil levantar capital para invertir en la educación universitaria.

El otro problema que señala De Franco es la desigualdad en la distribución de apoyo por parte del Estado. “Hay algunas universidades que tienen asistencia del Estado, y hay otras que no tenemos asistencia del Estado para poder becar estudiantes… el apoyo oficial del Estado no existe” afirma.

Finalmente señala que la base educativa de los estudiantes al momento de ingresar a las universidades sigue siendo deficiente. “Qué hacemos nosotros, aparte de que recibimos muy buenos estudiantes, sí tenemos que hacer cursos que les den apoyo y tenemos que establecer todo un sistema de tutorías”.

investigación científica

El doctor Herdocia expone que una de las aéreas que hay que fortalecer en la educación superior es la línea de investigación científica. “Las universidades tienen que regresar un poco al énfasis fuerte en definir una estrategia fuerte de investigación en las diferentes áreas de las universidades” manifiesta.

Para esto según Herdocia es necesario darle un seguimiento fuerte al estudiantado y enfatizar en el espíritu de emprendimiento.

40 Por ciento de la totalidad de universidades presentes en el país son privadas.