• Shanghai, China |
  • |
  • |
  • AFP

Algunos restaurantes McDonald's de China dejaron de vender hamburguesas y proponen únicamente sándwich de pescado, tras el escándalo de carne en mal estado que afectó a uno de sus proveedores, cuyo presidente se disculpó este lunes en persona.

Las autoridades chinas cerraron hace una semana la fábrica Husi Food, filial en Shanghai del productor de alimentos estadounidense OSI, acusada de haber vendido carne en mal estado a grandes empresas de comida rápida, entre ellas McDonald's, KFC o Pizza Hut (grupo Yum).

McDonald's anunció el lunes en un comunicado que dejaba de "utilizar todos los productos procedentes del conjunto de las fábricas de OSI en China" y no únicamente los de la fábrica de Husi.

La decisión provocó "penurias de productos" en algunos de los 2.000 restaurantes del país, reconoció la cadena estadounidense.

Así, las emblemáticas hamburguesas BigMac o los McNuggets (croquetas de pollo) han dejado de figurar en los menús de algunos establecimientos de Pekín y Shanghai, constató la AFP.

En algunos de ellos, los empleados indicaban a sus clientes que sólo podían ofrecerles Filet-O-Fish, los sándwiches de pescado.

OSI Group anunció este fin de semana que retiraba del mercado el conjunto de productos fabricados por su filial en la fábrica de Shanghai.

"Lo que pasó en Husi Shanghai es completamente inaceptable y espero que aceptarán mis más sinceras disculpas personales", declaró en rueda de prensa el presidente estadounidense de OSI Group, Sheldon Lavin, que viajó expresamente a Shanghai.

"Somos conscientes de que debe haber consecuencias y aceptamos nuestra responsabilidad sobre los actos cometidos por individuos trabajando para nosotros", agregó Lavin.

Las primeras investigaciones de OSI "revelaron situaciones problemáticas que violan absolutamente nuestras exigencias internas", agregó.

Las autoridades chinas cerraron la planta de Husi tras confirmar que se había reetiquetado para su venta carne caducada, falsificando la fecha de fabricación.

Según imágenes de una televisión local, retomadas por medios locales y extranjeros, operarios de la empresa recogían carne que se caía al suelo durante la cadena de producción o manipulaban trozos aparentemente en mal estado.

Además de la China continental, el escándalo afectó a Hong Kong, donde los McDonald's suspendieron la venta de "nuggets", entre otros platos.