• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG, anunció hoy que a partir de esta semana echará a andar un plan para llevar alimentación para el ganado en las zonas más afectadas por la sequía.

Para eso la UNAG definió seis puntos de distribución, ubicados en Chinandega, León, Somoto, Estelí y Ocotal, afirmó Alvaro Fiallos, presidente de esa organización.

A pesar de varias semanas de negociaciones con gobierno, los ganaderos no han conseguido que se les apruebe un préstamo de US$300,000 que han solicitado para paliar la crisis en el sector que ya deja más de 2,500 reses muertas.

Fiallos además habló de la problemática en los cultivos en el corredor seco del país, donde dijo que “prácticamente no habrá cosechas”, por lo cual se mostró preocupado por los problemas que podría enfrentar la población.

Sin embargo, al ser consultado sobre una posible petición de declarar una alerta por la sequía, respondió que eso lo debe valorar el gobierno, argumentando que para los productores lo importante es que haya acciones para contrarrestar el problema.