• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Después de una conferencia que captó la atención de una decena de estudiantes de la Facultad de Ciencia, Tecnología y Ambiente de la Universidad Centroamericana, UCA, Paul Vincelli, profesor de extensión de la Universidad de Kentucky, Estados Unidos, habló con El Nuevo Diario sobre las ventajas de los organismos genéticamente modificados, OGM, a los que él defiende.

Vincelli es un claro defensor de los OGM, tecnología que cuenta con un gran número de detractores.

Usted decía en su exposición que existe un gran potencial en los OGM para mejorar la calidad de vida de los seres humanos. ¿En qué se basa esa información?

Primero, en los ejemplos que presenté, como el de arroz dorado, y si no le molesta voy a repetir algunos puntos.

La Organización Mundial de la Salud estima que entre 250,000 y 500,000 jóvenes pierden la vista cada año y podemos eliminar ese problema en por lo menos el 20% y el 35%, al menos en lo que he leído, ofreciendo arroz dorado sin costo a la gente. Pueden usar sus semillas y volver a usarlas, sin ningún problema. No hay ningún riesgo que sepamos sobre esta tecnología (OGM).

Si un país no lo quiere (arroz dorado) bien, pero lo que queremos es salvar la visión de esta gente, de estos jóvenes, porque no hay riesgos, que sepamos, y además hay investigaciones sobre los riesgos. Pero con arroz dorado se han hecho investigaciones y pensamos que no hay riesgos especiales en consumirlo, ni para el medioambiente, y podemos prevenir muchos de esos casos de pérdida de visión. No usarlo, algunos científicos dicen que es argumentar en oposición, y en ese sentido es un crimen a la humanidad. Es fuerte, pero no estamos usando una tecnología sana que puede salvar vidas, muchas vidas, y la visión de muchos jóvenes.

Siguiendo un poco su exposición de hace algunos minutos, ¿cómo pueden aportar los OGM a mejorar controles de plagas en la agricultura y los efectos del cambio climático?

Bueno, he leído algunos artículos científicos. No podría responder quizás muy profundo. Pero, por ejemplo, en el caso de la marchitez bacteriana en el caso del plátano, especialmente en banano, en el este de África se está usando un gen de arroz que le da al banano la capacidad de reconocer la presencia de la bacteria y, si la reconoce, puede armar sus defensas bioquímicas. Si no reconoce la presencia de la bacteria, internamente no puede defenderse y entonces la planta muere. Lo que se necesita nada más es transferir un gen de reconocimiento de esa bacteria. Nada más que eso.

No quiero presentar los genes como la solución de la sequía, porque esta puede ser muy fuerte y nada más el agua podría resolverla. Pero, definitivamente, hay muchos científicos que están buscando genes que confieran a la planta mayor tolerancia a la sequía. Quizás, digamos que el cultivo en vez de sufrir marchitez puede aguantar 10 días más de sequía. Esos 10 días pueden ser la diferencia entre un cultivo abundante y uno que sufre mucho, porque quizás en esos días llueve y el cultivo se recupera. Esa es la idea. No es una solución única a la sequía, pero definitivamente se están descubriendo genes que permitan a las plantas aguantar la sequía mejor que las plantas que tenemos hoy día.

¿Cuáles son los riesgos de los OGM?

No hay evidencia de mayor riesgo usando estas técnicas que cualquier otra técnica de mejoramiento.

Sí, siempre hay riesgo cuando estamos cambiando los genes, aún para las técnicas más viejas. Siempre puede introducir un cambio negativo en las plantas, por eso lo evaluamos, pero con la tecnología OGM no hay mayor riesgo. Posiblemente haya menor riesgo, porque solo seleccionamos un pedazo de secuencia de ADN y podemos monitorear eso. Y si la gente entendiera eso, que no hay evidencia de mayor riesgo para el consumo en la literatura científica, probablemente no habría mucha oposición. Aun en los Estados Unidos tenemos mucha oposición a los OGM.

En algunos países están usando datos que no están basados en la realidad. Por ejemplo, hay un mito que refiere que los campesinos en India están sufriendo más suicidios por el uso de OGM. Si fuera verdad, no estuviera aquí hablando de esto. Cada suicidio es una tragedia, pero no tiene ninguna relación. Usted puede demostrárselo, porque si busca la tasa de suicidios, de una fuente confiable, no ha cambiado durante los últimos 20 o 30 años, y el uso de los OGM comenzó hacia el fin de la década de los noventa. Si hubiera relación con los suicidios, deberían aumentar (las tasas).

Una de las preocupaciones de los estudiantes era si el uso de los OGM afectaría a las variedades de semillas criollas. ¿Qué opina usted?

Puede haber movimientos o flujos de genes. Y las variedades criollas, si las queremos proteger, se tiene que estudiar la potencialidad para flujo de genes de las variedades criollas y protegerlas. Protejamos las variedades criollas, pero para las otras usemos cualquier fuente que pueda mejorar la sostenibilidad, la sociedad humana y la producción en forma sana.

En su ponencia también abordaba el tema de la agroecología. ¿A qué se deben las discrepancias con los OGM?

Normalmente la gente a la que le gusta la agroecología tiene oposición al uso de OGM. Si uno pregunta las razones, por qué, yo no veo que se puedan apoyar esas razones con datos científicos, pero acepto las diferencias de opiniones en relación con este aspecto.

Mi punto es no cerrar las puertas a una tecnología potencialmente útil. Cerrar la puerta sería excluir cualquier posibilidad en el futuro. Es como cerrar una puerta que uno quiere dejar abierta. Pero ¿cuáles usos de esa tecnología caben mejor a Nicaragua? Esa ya es una decisión de la sociedad nicaragüense, considerando los datos y la información confiable científica.

¿Quién es?

Paul Vincelli, es profesor de extensión de la Universidad de Kentucky, Estados Unidos, alma máter en la que ha estado por 25 años.

Es fitopatólogo y amplio conocedor de temas como cambios climáticos y organismos genéticamente modificados, OGM.