•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Mientras todas las miradas han estado en las últimas semanas en la crisis de la ganadería, aún no se ha puesto mucha atención en los riesgos por la escasez de cosechas de granos básicos y la falta de empleos en el campo, un serio peligro, según productores, para la seguridad alimentaria.

Isabel Salgado, presidente de la Central de Cooperativas de Servicios Múltiples Exportación e Importación del Norte, Cecoopsemein, es uno de los que piensan que los efectos de la sequía en la seguridad alimentaria "ya se están dando”.

En Sébaco, las pérdidas de frijol y maíz son totales, manifestó el presidente de esa central de cooperativas, que aglutina a unos 1,600 productores. El área perdida con esos rubros en esa zona asciende a unas 2,400 manzanas.

“Eso ya se está dando (problemas de seguridad alimentaria). De parte del Gobierno, solo han puesto énfasis en el ganado, pero hay mucha gente que no tiene (alimentos), porque en las zonas donde la gente solo siembra maíz y frijol, y no hay nada de cosecha, ahí no hay trabajo. No hay nada que hacer, ni hay comida… Son gente pobre, que dejan un poco de semillas para sembrar y un poco para alimentación, pero lo necesario hasta julio, que es cuando piensan que va a salir la otra cosecha. Pero no hubo cosecha ni hay dónde ir a trabajar", explicó Salgado.

Según el presidente de Cecoopsemein, hay productores de sus cooperativas que piensan irse a Costa Rica, pero la están pensando si se van o esperan la postrera.

Otros rubros

Si bien se habla de los problemas que están enfrentando los granos básicos como el frijol, el maíz y el arroz, o productos de exportación como el maní, son varios los rubros que están sufriendo los efectos de la sequía en el país.

Salgado dijo que los productores están a la expectativa de ver si llueve en los meses de agosto y septiembre para decidir si siembran chía o no este año, un producto que incluso desplazó en algunas áreas al frijol rojo en el 2013.

“Todavía es tiempo para sembrar chía, pero va a depender del invierno, de que llueva en los próximos meses”, explicó Salgado.

Otro cultivo que está en riesgo en la zona de Sébaco es la cebolla.

"Hay muchos productores que no podrán sembrar, porque tienen escasez de agua en sus pozos, para (asegurar) el riego, entonces puede haber poca producción de cebolla”, afirmó Salgado. Según él, en Sébaco se siembra alrededor de 600 manzanas de ese rubro.

Por otra parte, Salgado dijo que los productores de hortalizas temen que se produzca un brote “tremendo” de plagas, como consecuencia de las altas temperaturas.

Papa

La sequía ha afectado entre 30 y 40 manzanas de papa en el norte de Nicaragua.

El presidente de la Cooperativa de Papa del Norte, Cooppanor, Marlon Benavides, manifestó que esas áreas están ubicadas en la zona sur y noroeste de Matagalpa, en el sitio que se conoce como La Pintada.

El productor aclaró que no ha habido afectaciones en ese rubro en las zonas altas y que posiblemente los productores afectados, si ven que no llueve, buscarán esas zonas para la siembra de apante.

"Nos tocó la mala suerte, pero seguimos adelante, porque ya tuvimos un fracaso con los precios, por la sobreproducción, pero seguimos adelante porque este es nuestro rubro", manifestó Benavides.

Musáceas

Ada Soza, presidenta de la cooperativa de mujeres productoras de musáceas (banano y plátano) Cecosororidad, ubicada en Chinandega, comentó que el plátano se está madurando más rápido como producto de la sequía.

Soza explicó que el problema está en que al madurarse más rápido el producto engruesa menos y además el productor tiene que venderlo rápido, antes de que se le pudra.

Por otra parte, a los productores de esos rubros se les han incrementado los costos de producción, porque tienen que poner en uso sus sistemas de riego.

"Han sido pocas las lluvias. Entonces sí se incrementan los costos, porque tenemos que invertir más recursos para el riego… Tenemos que regar con más frecuencia", comentó Soza.

La productora explicó que las plantas se estresan por falta de agua y son propensas a las plagas, como la famosa erwinia.

Por otra parte, Soza dijo que algunos productores han tenido que retrasar la siembra de plátanos porque hace falta humedad en el suelo. "Hay productores que están esperando a que llueva más, pero lo que va a pasar es que las cosechas del próximo año van a estar más tardías", explicó Soza.

 

"Son gente pobre, que dejan un poco de semillas para sembrar y un poco para alimentación, pero lo necesario hasta julio, que es cuando piensan que va a salir la otra cosecha".

Isabel Salgado, presidente de Cecoopsemein.