•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Como condición inicial ineludible para que un país logre una estabilidad monetaria y financiera y permita que su economía crezca en forma sostenida y permanente, este debe tener unas finanzas públicas en orden y cuentas fiscales sanas.

Esta fue una de las principales conclusiones a que llegaron prominentes gerentes de Bancos Centrales de la región y profesores de Economía de las más prestigiosas universidades del mundo y la presidenta ejecutiva del Fondo Latinoamericano de Reservas, FLAR, Ana María Carrasquilla.

El objetivo del encuentro consistió en discutir cómo se debería lograr tanto la estabilidad monetaria como la estabilidad financiera. El consenso señaló que una condición inicial ineludible es tener unas finanzas públicas en orden. "Es imposible pedir que el Banco Central actúe independientemente en búsqueda de su objetivo si es que el Fisco no puede poner la casa en orden. En consecuencia, la primera línea de defensa de la estabilidad macro es unas cuentas fiscales sanas", fue el consenso general.

BC independiente

Una vez un país logre tener unas finanzas públicas sanas y en orden, una segunda condición es que el Banco Central sea independiente, no solo en el papel sino en los hechos.

Los asistentes consideraron que el Banco Central no puede sustituir a través de la política monetaria una regulación financiera enfocada en tener un sistema financiero capitalizado, que pueda resistir las fluctuaciones del ciclo económico. Los expertos recomendaron no abusar de medidas macroprudenciales que busquen ajustarse durante el ciclo y consideraron que es mejor que estas simplemente fijen valores que construyan las bases de un sistema financiero sólido.

Los países de la región tienen una política monetaria que dependiendo su nivel de integración a los mercados internacionales, y a la confianza que estos tengan en el país, podrán diseñar su política monetaria sin preocuparse de las fluctuaciones del tipo de cambio. Para esto se necesita tener un amplio acceso a liquidez internacional, y el Fondo Latinoamericano de Reservas puede ayudar a los países miembros a transitar este camino, concluyeron los asistentes al seminario.

Asimismo, consideraron que los Bancos Centrales deben apoyar los esfuerzos por alcanzar la estabilidad financiera, pero deben evitar tener dos responsabilidades. Su responsabilidad es la estabilidad monetaria.