•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La falta de educación aumenta las probabilidades de que las adolescentes terminen embarazadas e inmersas en el círculo de la pobreza, destaca un estudio de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides.

“Recibir charlas de educación sexual en los colegios reduce en 11% la probabilidad de que las menores salgan embarazadas”, explicó Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides.

El estudio de Funides arroja que solo el 15% del total de las adolescentes que se convierten en madres antes de los 19 años, continúa estudiando.

“El 85% de las adolescentes que están en secundaria y salen embarazadas no regresan a clases”, destaca el informe.

Este problema –según Funides– no permite que las jóvenes aprovechen al máximo su potencial productivo, lo que interfiere en su vida económica.

“Es necesario que este capital humano esté mejor preparado, mejor educado y sean más productivos para que tengan mayores posibilidades de crecimiento económico para sus familias y para el país en general, y no empezar una familia a temprana edad”, señaló Chamorro.

El representante en Nicaragua del Fondo de Población de las Naciones Unidas, Unfpa, Markus Behrend, dijo que lo más impactante del fenómeno es la relación que tiene con la reducción de la pobreza.

“Cada año adicional de escolaridad disminuye el riesgo de que las adolescentes puedan embarazarse y esto les ayuda a tener un mejor futuro en materia económica”, indicó Behrend.

Educación es clave

Chamorro, de Funides, manifestó que por cada año adicional de escolaridad que logran las adolescentes se reduce en un 3% la probabilidad de embarazo no deseado.

También destacó que si las adolescentes logran culminar su primaria, el porcentaje de quedar embarazadas se reduciría en un 7% y en un 20% si aprueban la secundaria.

“Si logran alcanzar la educación superior, las probabilidades se disminuyen hasta en un 27%”, acotó.

Behrend indicó que la tasa de embarazos en adolescentes en Nicaragua es una de las más altas de la región.

El estudio de Funides destaca que la relación entre un embarazo no planificado y dejar de asistir al colegio, trae implicaciones fundamentales en el ingreso de las familias.