•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Representantes del Sistema Financiero Nacional, SFN, garantizaron ayer US$383 millones para el sector agrícola (30% más que el año pasado), US$68 millones para el rubro ganadero y US$70 millones para financiar sistemas de riego y reforestación, lo que ayudará al sector productivo a enfrentar la sequía.

160814 banca

“Hasta el momento hemos desembolsado (este año) US$180 millones al sector agropecuario y ganadero, y pretendemos más que duplicar esa cartera en lo que resta del año y cerrar diciembre con US$383 millones”, indicó Juan Carlos Argüello, presidente de la Asociación de Bancos Privados de Nicaragua, Asobanp.

Representantes de Asobanp participaron ayer en una reunión con el Gobierno para analizar la evolución de la economía y los efectos de la sequía en los principales sectores productivos.

Argüello manifestó que la banca privada del país cuenta con un fondo adicional de US$70 millones para otorgar créditos a proyectos del sector agropecuario, tales como sistemas de riego y de reforestación.

“Tenemos índices de liquidez muy buenos, la cartera de crédito es muy buena y estamos listos para continuar el plan de financiamiento al sector agropecuario, aunque hay ciertas afectaciones en algunos sectores, pero eso se está trabajando con cada uno de los clientes”, señaló el presidente de Asobanp.

Este año la sequía, provocada por el fenómeno de El Niño, ha afectado los diferentes cultivos, así como la ganadería.

Los productores registran la muerte de 2,500 reses y un millón estaría en estado de desnutrición.

La sequía ha golpeado a toda Centroamérica, según fuentes oficiales.

La cartera

En Nicaragua, hasta mayo de este año la cartera total destinada por la banca al sector agrícola sumaba C$7,540.5 millones, unos US$290 millones, y la cartera a los ganaderos llegaba a los C$1,828.6 millones, unos US$70.3 millones.

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, dijo que buscan un mecanismo que facilite al sector productivo acceder a los fondos disponibles por la banca.

“Tenemos un equipo de trabajo para asegurar que ese financiamiento que la banca otorgue a los productores para proyectos de riego, sea utilizado de manera oportuna”, señaló Aguerri.

las Microfinancieras

La sequía sí ha afectado al sector de las microfinanzas, porque no hay suficientes fondos para atender a los productores que tuvieron mayores daños, admitió ayer Alfredo Alaniz, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas, Asomif.

“Hemos esperado a que el Gobierno saliera adelante con algún programa de financiamiento. Sabemos que están estudiando el asunto, pero todavía no nos han informado de algo en concreto”, expresó Alaniz.

El sector microfinanciero desembolsa alrededor de US$25 millones anuales para el sector agropecuario.

El presidente del Banco Central, Ovidio Reyes, señaló ayer que están programando una reunión con las microfinancieras, para analizar, al igual que con los banqueros, el impacto de la sequía en el crédito.

Alaniz explicó que en el caso de la agricultura existe la ventaja de que se pueden producir varias cosechas dentro del ciclo agrícola y con una restructuración, por causa de pérdidas en una de las cosechas, se puede refinanciar la segunda y reestructurar el plazo de pago. De modo que el productor puede recuperarse rápidamente.

Sin embargo, en el caso de la ganadería el ciclo de producción es más largo y es más complicado hacer las reestructuraciones de pago.

 

“El Sistema Financiero se encuentra estable y existen las provisiones suficientes de liquidez para alcanzar un crecimiento del crédito más allá del 20% y 17% en los depósitos”.

Ovidio Reyes, presidente del BCN.