•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La falta de alimentación natural de las abejas, por la ausencia de precipitaciones, está provocando su emigración de las colmenas, situación que hará descender hasta en un 30% las exportaciones de miel para el periodo 2014-2015, precisó el presidente de la Comisión Nacional Apícola de Nicaragua, CNAN, Fabricio Mendoza.

En el Sauce, municipio de León, ubicado en el Corredor Seco de Nicaragua, los apicultores asociados a la Unión de Cooperativas, Ucasa, han perdido unas 500 colmenas por la ausencia de las abejas que no regresaron a la caja, después que salieron a buscar alimento, manifestó Santos René Valverde.

La emigración de las abejas genera pérdida de alrededor de US$60,000 a los productores, pues cada colmena está valorada en US$160, manifestó Valverde.

Adicionalmente, la producción de miel se reduce. “Por cada 200 colmenas perdidas el apicultor deja de producir, mínimo, 10 barriles de miel en una casta”, señaló este apicultor.

Ronald Duarte es apicultor de Estelí, y ha perdido 20 de las 100 colmenas que produce, provocándole pérdidas por US$2,400 y la reducción en la producción equivalente a 3 barriles de miel, que se puede cotizar en US$2,250.

“Se debilitan tanto que mueren dentro, pero unas se van. Hay que aclarar que esto no está ocurriendo en todo el país, pues en otras regiones las condiciones son buenas, pero el efecto es peor en la parte seca”, advirtió Duarte, quien también se desempeña como jefe de la División de Miel de la empresa Ingemann.

Sustituir alimento

Para mantener a las abejas que han quedado en los apiarios, los apicultores están utilizando la azúcar negra mezclada con agua, para alimentarlas pero los costos son elevados, explicó Mendoza.

Por colmena, según Mendoza, se pueden utilizar unos seis kilogramos (13 libras) con agua, para “sostener nada más la colmena”, añadió el presidente del CNAN.

“Aquí no estamos incentivando ni postura ni simulando néctar, porque como hay sequía yo no puedo provocar crecimiento o repoblamiento de abejas, porque no hay floración próxima”, explicó Mendoza.

Yamileth Guevara Guido, apicultora de Ticuantepe, explicó que los costos para mantener los apiarios están incrementándose. “Cada ocho días alimentamos (a las abejas) y estamos utilizando más o menos 150 libras de azúcar”, señaló.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus