•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Honduras debe fortalecer el combate contra la violencia para fomentar el crecimiento económico y atraer la inversión y, en consecuencia, generar trabajo formal, alertaron hoy expertos y funcionarios en Tegucigalpa.

“Hemos visto una serie de programas que se están estructurando, pero hay limitaciones muy concretas (...) como es el tema de la violencia, que desestimula la inversión privada, y la economía no crece”, dijo a periodistas Consuelo Vidal, representante residente del Sistema de las Naciones Unidas en Honduras.

Lo anterior implica, según Vidal, que el país centroamericano no puede generar “la cantidad de empleos que necesita” para reducir la pobreza y evitar la migración de hondureños a Estados Unidos.

“En Honduras el tema del empleo es un problema tanto en las zonas urbanas como en las rurales”, subrayó la representante de la ONU, organización que este miércoles auspició en Tegucigalpa un foro para abordar los retos que afronta el país para generar empleos formales.

140 mil desempleados

En Honduras hay al menos 140,000 personas desempleadas, un 4% de la población activa (3.5 millones), según cifras del Ministerio de Trabajo del país centroamericano.

En ese sentido, la representante de la ONU instó al Gobierno de Honduras a que continúe sus esfuerzos en lograr “una cobertura más universal de empleo decente y digno”.

La ONU analiza cómo “potenciar” los esfuerzos del Gobierno hondureño para generar trabajo formal, enfatizó Vidal, quien insistió en que la falta de empleo ha obligado a cientos de hondureños a emigrar ilegalmente a Estados Unidos.

La chamba

El Gobierno hondureño impulsa un programa denominado “Con chamba (trabajo) vivís mejor”, que prevé en los cuatro años de mandato del presidente Juan Orlando Hernández la creación de unos 100,000 nuevos empleos y solo en lo que va de 2014 ha generado 20,000.

La funcionaria de la ONU dijo que la comunidad internacional “está uniendo esfuerzos para que se creen las condiciones (para) que haya mejores fuentes de trabajo y sobre todo de empleo digno” en el país, que también es afectado por la violencia que causa a diario un promedio de 15 homicidios.

 

4 Por ciento de la población activa (3.5 millones) está en el desempleo.