Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Lima / AFP
Las 21 economías del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), cuyos cancilleres comenzaron este miércoles sus debates, apelarán a una rápida liberalización del comercio como el mejor escenario post-crisis tras la debacle financiera que azota al mundo desde hace dos meses.

Con varios de los líderes mundiales próximos a desembarcar en Lima, y con el poder de un bloque que maneja más de la mitad del PIB y cerca de la mitad del comercio en el planeta, la APEC espera marcar un derrotero sobre la crisis financiera internacional.

La Ronda de Doha, entrampada en julio, podría ser revivida en línea con las recomendaciones de la Cumbre del G-20 realizada el fin de semana pasado en Washington, según acordaron cancilleres y ministros de comercio de la APEC reunidos este miércoles en el Museo de la Nación en Lima.

“Es tiempo para que la Ronda de Doha sea llevada a término y creo que ese el principal punto de conversación para APEC esta semana”, dijo el canciller australiano, Stephen Smith, tras reunirse con sus homólogos.

Agregó que los líderes que se reunirán entre sábado y domingo estarán urgidos a buscar “antes del fin de año un esfuerzo para llevar la Ronda de Doha a una conclusión exitosa”. En Washington se anunció este miércoles que el presidente George W. Bush buscará que los países de la APEC respalden en Lima la declaración final de la cumbre del G-20.

“Diría que una de nuestras prioridades será la de ampliar el apoyo a esta declaración para que logre ser apoyada por los otros miembros de la APEC”, dijo Dan Price, asesor de Bush. La Ronda de Doha es una negociación a gran escala para liberalizar el comercio mundial
En contravía, el presidente anfitrión, Alan García, había manifestado temores de que controles y limitaciones recomendados en el G-20 pudieran llevar la economía a una desaceleración mundial.

Preparan etapa post-crisis
“Esta reunión es la primera para preparar la post-crisis”, indicó el presidente en la inauguración de un foro empresarial, en que abogó firmemente para que se avance hacia un área de libre comercio entre las 21 economías de la APEC. “Seguramente la reunión de urgencia del G-20 ha estudiado la crisis, pero aquí debemos estudiar la post-crisis”, agregó el presidente peruano.

Tanto el mandatario como funcionarios de la APEC han expresado temores de que medidas proteccionistas tomadas o evocadas en las últimas semanas terminen por desacelerar la economía, para lo cual, el remedio sería profundizar el libre comercio.

En esa línea García recibió este miércoles en el Palacio de Gobierno en Lima al presidente chino, Hu Jiantao, y podrían anunciar que se completaron las negociaciones hacia un Tratado de Libre Comercio.