•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La empresa china HKND Group, concesionaria del proyecto del Gran Canal por Nicaragua, informó ayer que sostuvo una reunión en Managua con representantes de 12 empresas holandesas con las que discutió temas relacionados con esa millonaria obra.

“Los temas discutidos con el equipo de HKND fueron la licitación del proyecto, la participación de las empresas extranjeras, la adquisición de maquinaria y equipamiento, la capacitación del personal profesional y técnico”, precisó la empresa china a través de un comunicado difundido en Managua.

Los empresarios holandeses, que ya habían anunciado su interés en el proyecto del canal en una reunión sostenida con representantes del Gobierno de Nicaragua, tienen experiencia en agua, puertos, dragado, seguridad, recursos humanos y maquinaria de construcción, de acuerdo con HKND Group.

Presidente de HKND

El encargado de presentar el proyecto canalero ante la delegación holandesa en Managua fue el asistente del presidente de HKND Group, Zhu Xiaoya, según el comunicado.

El Ejecutivo nicaragüense y la empresa china HKND Group firmaron el 14 de junio de 2013 un acuerdo marco para la construcción del proyecto Gran Canal Interoceánico, que contempla su concesión y explotación por 50 años, prorrogables por otros 50.

La Comisión del Gran Canal de Nicaragua y HKND Group presentaron en julio pasado la ruta prevista de la vía interoceánica de 278 kilómetros desde el litoral del Pacífico hasta el Caribe del país centroamericano.

Las medidas

El canal, cuyo ancho será de entre 230 metros y 520 metros, con una profundidad de hasta 30 metros, partirá desde la costa pacífica de Brito, en el suroeste de Nicaragua, y llegará a la desembocadura del río Punta Gorda, en el Caribe, tras atravesar el Gran Lago en 105 kilómetros, según el plan oficial.

El proyecto incluye la construcción de dos puertos, un aeropuerto, un lago artificial, dos esclusas, una zona de libre comercio, un complejo turístico y carreteras, así como instalar fábricas de cemento y acero.

El costo de la obra, según el Gobierno, sería de 40,000 millones de dólares, cuya construcción iniciaría a finales de 2014 y culminaría cinco años después.