•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Producto de la sequía que padece gran parte del país, la comercialización de fertilizantes ha caído entre un 10 y 15% y las de agroquímicos hasta en un 30%.

“El mercado está muy frío y las empresas tenemos grandes inventarios de productos, y si la sequía sigue afectando es probable que las ventas bajen más”, indicó Juan José Cobos, gerente general de Sagsa Disagro, empresa que domina el 42% del mercado de fertilizantes del país.

La comercialización de fertilizantes y agroquímicos en el país representa más de US$150 millones. Solo el año pasado las empresas lograron importar US$153.2 millones y hasta mediados de este año la Dirección General de Aduanas, DGA, había registrado la compra de US$80 millones en estos productos por parte de empresas nicaragüenses.

Cobos también explicó que la disminución en las ventas viene acompañada con la reducción de siembra de los diferentes cultivos. “Por lo que percibimos con nuestros clientes que la siembra de arroz se verá reducida hasta en un 30% y si los embalses no se llenan es probable que el próximo año se reduzcan hasta en un 50%, y ellos utilizan mucho fertilizante y agroquímico”, detalló.

El ejecutivo de Sagsa Disagro manifestó que debido a la falta de lluvias en la zona seca del país, los productores han venido sustituyendo el cultivo de maní por el de sorgo y ajonjolí que sí usan bastante fertilizante, lo que ha evitado una caída más brusca en la comercialización de estos productos.

Si no crece hierba

Cobos aclaró que en algunos productos se registraron caídas de hasta 40% en las ventas, como es el caso de los herbicidas y fungicidas, ya que la falta de lluvias no ha permitido crecer las malezas.

Otras empresas consultadas dijeron que hay pedidos de cotización, la gente trata de hacer relevamiento, pero las compras no se realizan.

También señalaron que los pronósticos no son alentadores, más si se tiene en cuenta que septiembre y octubre son los dos últimos meses de lluvias.

Por su parte Roberto Medrano, productor de café y de granos básicos, dijo que lo único que ha estado comprando son fertilizantes y fungicidas para su plantación de café, pero no ha invertido ni un centavo en fertilizar los campos de granos básicos, porque no hubo siembra.

“Los productores estamos cautelosos esperando que se acomode el clima, y ahí vamos a decidir si vamos a necesitar fungicidas”, indicó Medrano.

El gerente de Sagsa Disagro se muestra un poco optimista con los últimos meses del año y espera que las ventas se dinamicen en este último período de siembra.

“Las bajas ventas básicamente se deben a que el productor no sabe lo que va a suceder en las próximas semanas, entonces no invierte”, señaló.

El año pasado, según datos del Ministerio de Agricultura y Ganadería, las empresas más grandes importaron más de US$78 millones, como AgroAlfa (US$20 millones en fertilizantes y plaguicidas), Ramac (US$20.2 millones), Formunica (US$17.7 millones), Duwest de Nicaragua (US$10.3 millones en insecticidas) y Sagsa Disagro (US$10 millones). En Nicaragua existen más de 30 empresas que se dedican a la importación y comercialización de estos productos.