•   Moscú  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La venta de coches en Rusia cayó en agosto 25.8%, tras varios meses de contracción provocada por la crisis ucraniana, según datos publicados este lunes por los profesionales del sector. Los fabricantes vendieron el mes pasado 172,015 vehículos ligeros y utilitarios, es decir, un 25.8% menos que en agosto de 2013, que se suma a la caída del 22.9% en julio, informó la Asociación of European Businesses (AEB), federación profesional cuyas cifras sirven de referencia. La caída entre enero y agosto se eleva al 12% con relación al mismo período del año anterior.

CONTRACCIÓN DESDE 2013

El mercado ruso, en el que los fabricantes occidentales han invertido masivamente en los últimos años, se convirtió en 2012 en el segundo de Europa tras Alemania.

En la primavera de 2013 empezó a contraerse lastrado por la desaceleración de la economía rusa, pero el descalabro empezó a gestarse en los últimos meses con la crisis ucraniana.

El rublo, la divisa rusa, se ha hundido a raíz de la escalada de las tensiones occidentales, encareciendo el precio de los automóviles y en particular el de las piezas importadas. Ante la incertidumbre económica, los consumidores rusos han atrasado los gastos grandes.