•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El canciller mexicano José Antonio Meade inició ayer en La Habana una gira que incluye Cuba, Panamá y Nicaragua, con el propósito de estrechar relaciones y preparar la Cumbre Iberoamericana de Veracruz, en diciembre próximo.

“En México queremos con Cuba más comercio y más inversión, y eso nos mueve a estar muy pendientes del proceso de actualización (reformas económicas del presidente Raúl Castro)”, dijo Meade en una conferencia dictada en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales de La Habana, la primera actividad que contempla su agenda en la isla.

El canciller mexicano calificó de “estratégicas, integrales y fraternales” las relaciones entre Cuba y México, y destacó que su país “tiene la firme voluntad de mantener y estrechar” esos nexos.

En un artículo publicado ayer por el diario oficial Granma, Meade reveló que “en esta nueva visita a Cuba, me alienta lo que juntos estamos logrando para cumplir con los objetivos planteados por nuestros presidentes (Enrique Pena Nieto y Raúl Castro en enero), aportando nuevos contenidos a la entrañable relación (...) que está plenamente en marcha y con rumbo claro”.

En enero pasado, Peña Nieto y Castro “acordaron pasos concretos para identificar nuevas oportunidades que impulsen el comercio y la cooperación entre ambos países, bajo el fortalecido marco institucional y normativo”, recordó.

Previamente, en noviembre de 2013, durante una visita del canciller cubano Bruno Rodríguez, México condonó el 70% de la deuda isleña, de 487 millones de dólares, y otorgó un plazo de 10 años para pagar el 30% restante.

Según un comunicado emitido por la Secretaría de Relaciones Exteriores, Meade sostendrá “reuniones de trabajo de alto nivel” e inaugurará la nueva sesión consular de la Embajada de México en Cuba.

México apoya reformas

“México está muy atento al proceso de actualización del modelo económico y social que se promueve en Cuba y ha expresado su plena disposición para apoyarlo”, dijo Meade en su artículo, en referencia a las reformas que emprendió Raúl Castro para “actualizar” el agotado modelo económico de Cuba, de corte soviético.

En ese sentido, Cuba aprobó una nueva ley de inversión extranjera que busca estimular y darle más seguridad y beneficio a los inversionistas. Asimismo, abrió el magapuerto del Mariel, 45 km. al este de La Habana, a la inversión extranjera, en su enclave industrial adjunto.

“Existe un creciente interés del sector privado mexicano en ser parte de las transformaciones que tienen lugar en la isla. Como fruto de esta relación más estrecha, se han detectado áreas atractivas para la inversión en distintos sectores y la colaboración en temas culturales”, dijo Meade.

En el Instituto, destacó que los dos países han puesto en marcha “10 proyectos” en las áreas de construcción, infraestructura, turismo y manufactura, después de la inauguración en mayo en La Habana de una oficina de la promotora comercial mexicana Proméxico.

Meade también tratará en su visita la agenda de la Cumbre Iberoamericana, que tendrá lugar en diciembre en Veracruz, México.

El auge actual de las relaciones con México podría impulsar al mandatario cubano Raúl Castro, quien ocupa la Presidencia desde 2008 en sustitución de su hermano enfermo Fidel Castro, a asistir a su primera Cumbre Iberoamericana, según analistas en La Habana.

Con la presidencia de Peña Nieto se concluyó un período de distanciamiento de más de una década las relaciones bilaterales, ininterrumpidas desde 1902. México fue el único país latinoamericano que no rompió relaciones con Cuba en la década del 60.

La recuperación de los lazos comenzó bajo la administración de Felipe Calderón (2006-2012), cuando el comercio creció de 219 millones de dólares en 2007 a 510 millones en 2012, según las últimas cifras divulgadas.

 

"México está muy atento al proceso de actualización del modelo económico y social que se promueve en Cuba, y ha expresado su plena disposición para apoyarlo"

José Antonio Meade, Jefe de la diplomacia mexicana.