•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El nicaragüense Iker Luna, radicado en España, se sumó a los ganadores del prestigioso concurso internacional Holcim Awards, en su versión europea, con un proyecto de investigación conocido como “Bio Ceramic: Musgo injertado con tejas de arcilla para techos verdes”.

Luna obtuvo el tercer lugar en la categoría Next Generation (Próxima Generación), de ese concurso que promueve la construcción sostenible en el mundo, y obtuvo un premio de US$10,000.

“Este proyecto de investigación de materiales explora la biorreceptividad de la cerámica, aprovechando la porosidad del material para retener el agua y el uso de fibras naturales, como los musgos", se lee en la página web de la Fundación Holcim para la Construcción Sostenible, que promueve el concurso.

“La investigación examina cómo la cerámica, como tejas, pueden llegar a ser compatible con los organismos, mejorando el rendimiento del material en términos de los parámetros térmicos y acústicos, y organismos fotosintéticos, para mejorar la calidad del aire y aliviar el efecto de isla de calor urbano”, sostiene.

REDUCCIÓN DE CALOR

Según el sitio web antes mencionado, el jurado del concurso, compuesto por expertos internacionales, elogió mucho el proyecto.

La investigación concluye que el musgo puede crecer en un entorno de cerámica, con altos valores de humedad, sol y sombra; y proporciona a los techos altos grados de humedad, debido a su capacidad de retención del agua para sobrevivir, lo que lo convierte en un tampón de la temperatura. “La humedad se mantendrá por las tres capas de la arcilla, haciendo un ciclo de intercambio natural del musgo para el medio y viceversa. Al mismo tiempo, los niveles de densidad pueden ser probados como un amortiguador de sonido”.