•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La mayoría de los contadores públicos que cada año salen de las universidades privadas y públicas del país no saben adoptar las nuevas normas internacionales de contaduría pública, porque estas casas de estudios superiores no las tienen incluidas en su pénsum curricular.

“Casi todas las universidades del país persisten con modelos de enseñanza de contenido desfasados y por eso los estudiantes no salen competitivamente listos para el mercado laboral”, indicó Freddy Solís, presidente del Colegio de Contadores Públicos de Nicaragua.Contadores

Según Solís, los contadores públicos de todo el mundo, producto de la globalización, tienen que hablar un mismo lenguaje y para hablar ese mismo lenguaje el G20 (grupo de países más industrializados) estableció reglas uniformes de registros de las operaciones económicas y comerciales mundiales.

Las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), también conocidas por sus siglas en inglés como IFRS (International Financial Reporting Standard), son unas normas contables que constituyen los Estándares Internacionales o normas internacionales en el desarrollo de la actividad contable que son aceptadas en todo el mundo.

“Hemos venido impulsando la adopción de las normas internacionales dentro del colegio y a los actores externos, como las cámaras empresariales y el Gobierno, eso nos ha costado mucho tiempo, pero ya lo estamos haciendo, ahora lo que necesitamos es que las universidades se pongan a tono con esos estándares internacionales”, explicó el presidente de los contadores públicos del país.

Actualmente el Colegio de Contadores Públicos de Nicaragua cuenta con casi 4,000 miembros, de los cuales, 1,600 son contadores públicos autorizados.

Menos competitivos

A juicio del presidente de los contadores públicos, si las universidades no buscan cómo actualizar su pénsum académico en cuanto a la contaduría, los profesionales que salgan serán menos competitivos que el resto de la región.

“Hay grupos empresariales que están contratando a extranjeros para que ocupen los cargos de contralores porque simplemente vienen con un conocimiento más adelantado de la contabilidad que los graduados aquí”, explicó Solís.

El experto sostiene que lo primero que deben hacer las universidades es capacitar a sus docentes y hacerles saber que el activo fijo de una empresa ya no se hace como antes, “ahora hay métodos adicionales de evaluación que no se les está enseñando a los chavalos en los centros de estudios superiores”.

Según Solís, debido a esa desactualización curricular, la fuerza laboral nicaragüense tiene que conformarse con bajos salarios o con ser asistentes de los profesionales que vienen de otros países.

Impulsan proyecto

Actualmente el Colegio de Contadores Públicos de Nicaragua está gestionando ante el Banco Mundial, BM, recursos para impulsar un proyecto de capacitación para preparar a miles de personas del sector público y privado del país sobre las nuevas normas internacionales de contabilidad.

“Estamos tratando de aterrizar un programa que estamos discutiendo con el BM y el Gobierno, finalizar un currículo guía para la carrera de contaduría que luego le estaríamos proporcionando a las universidades”, detalló Solís.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus