•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El expresidente mexicano Felipe Calderón cree que oponer el crecimiento económico a la protección de medio ambiente es un “falso dilema”, el cual es preciso combatir con medidas globales que demuestren que la economía verde es rentable.

“No puede haber crecimiento sostenible a largo plazo, si no se resuelve el cambio climático”, afirmó en una entrevista con EFE Calderón, presidente de la Comisión Global sobre la Economía y el Clima, que lleva más de un año estudiando este dilema.

“En el mundo, hay miles de millones de dólares buscando inversiones rentables que podrían financiar de manera muy importante las inversiones verdes, pero que no lo hacen por la incertidumbre que genera la falta de decisión de los Gobiernos”, agregó.

La comisión que encabeza Calderón dio a conocer ayer un informe (“Mejor crecimiento, mejor clima”), que aborda una serie de medidas económicas, urbanas y medioambientales, para acercar dos políticas –la del crecimiento económico y la protección medioambiental– aparentemente contradictorias.

“Esa es la general percepción. Es un falso dilema. La principal conclusión del informe es que sí puede haber crecimiento económico y a la vez combatirse el cambio climático”, insiste Calderón.

Personalidades

El expresidente mexicano, apartado de la política nacional desde que dejó el poder, hace casi dos años, se ha volcado en esta iniciativa, en la que han colaborado instituciones de todo el mundo, desde su lanzamiento, hace un año.

Es un esfuerzo al que están vinculados exgobernantes como el chileno Ricardo Lagos, la neozelandesa Helen Clark y el noruego Jens Stoltenberg, así como el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría. Calderón, que en 2010 fue anfitrión de la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP 16), en Cancún, sostiene que dentro de quince años el mundo tendrá “la última ventana” que pueda permitir un cambio estructural para acompasar el crecimiento económico con la protección medioambiental.

Medidas

El informe preparado por la comisión promueve medidas como la progresiva eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles, acuerdos internacionales en este tema “fuertes, duraderos y justos”, y una planificación urbana que vaya hacia ciudades con mayor densidad demográfica.

Y pone como ejemplo

Atlanta y Barcelona, ambas con casi cinco millones de habitantes. Mientras la estadounidense tiene una extensión de más de 4,000 hectáreas y emite 7 toneladas de dióxido de carbono, la ciudad española tiene una extensión de 170 hectáreas y sus emisiones de CO2 con la décima parte de las de Atlanta.

“Necesitamos ciudades de mayor densidad demográfica, con transportes masivos o colectivos mucho más eficientes y seguros, y con escalas de convivencia mucho más humanas”, insiste Calderón.

“El modelo de uso intensivo individual del automóvil no es un futuro que se pueda sostener”, recalcó el exgobernante.

 

"En el mundo, hay miles de millones de dólares buscando inversiones rentables que podrían financiar de manera muy importante las inversiones verdes".

Felipe Calderón, expresidente de México.