• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua es uno de los países de Latinoamérica y el Caribe que han tenido importantes avances en relación con la meta del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio, ODM, sobre la reducción del hambre, un año antes de la fecha límite fijada por la comunidad internacional, 2015.

El país ha pasado en poco más de dos décadas, de 2.3 millones de personas con hambre, a un millón, según el informe "El Estado de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo 2014", que presentaron la FAO, el Programa Mundial de Alimentos, PMA, y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, FIDA.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, los países de la región que han tenido mayor progreso en la meta de reducción del hambre son Bolivia, Colombia, Guyana, Honduras, Nicaragua, Panamá y Perú.

37 MILLONES EN AL

Ese informe sostiene que en Latinoamérica y el Caribe la proporción de personas que sufre hambre se redujo de 15.3% en el período 1990-1992, a 6.1% en el de 2012-2014.

El número de pobres pasó de 68.5 millones a 37 millones hasta el 2012, es decir que 31.5 millones de personas superaron la subalimentación en poco más de dos décadas, lo que hace pensar que la meta de la Cumbre Mundial de la Alimentación, CMA, que busca reducir a la mitad el número total de personas que sufren hambre, también está al alcance.

"América Latina y el Caribe han dado un enorme paso al haber alcanzado la meta relativa al hambre del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio, ODM, un año antes de la fecha límite fijada por la comunidad internacional”, destacaron la FAO, el PMA y el FIDA.

Los países de América Latina y el Caribe en su conjunto han alcanzado la meta del hambre de los ODM y están muy cerca de alcanzar el objetivo de la CMA y es la región de mayor progreso en ese aspecto, destacaron los encargados de ese informe.

En total 14 países ya han alcanzado la meta del Objetivo del Milenio relativo al hambre y según el informe otros tres están encaminados a lograrlo antes del 2015. Brasil, con su estrategia Hambre Cero, ha sido el primer país en alcanzar esa meta y la del CMA.

Los avances alcanzados dan razones para el optimismo, pero es importante notar que aún hay sectores geográficos, como las áreas rurales, y sectores sociales, como las mujeres y los pueblos indígenas, que aún enfrentan altas tasas de inseguridad alimentaria y pobreza, y que deben ser una prioridad para las intervenciones gubernamentales, advirtió el representante regional de la FAO, Raúl Benítez.

ESFUERZO

Los encargados del informe destacaron que ha habido un esfuerzo conjunto por erradicar el hambre en la región.

“Los esfuerzos, liderados por los gobiernos, combinando apoyo a la producción y protección social, han sido apoyados por un compromiso mucho más amplio: las sociedades han decidido acabar con el hambre; los parlamentos están asumiendo esta responsabilidad, y los esfuerzos nacionales han sido fortalecidos por un gran compromiso de la región en su conjunto, que se convirtió en la primera región en comprometerse hace casi diez años atrás con el objetivo de hambre cero mediante la adopción de la Iniciativa América Latina y el Caribe Sin Hambre 2025, un compromiso reafirmado por los líderes de la región en las últimas cumbres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, Celac”, explicó la FAO.

2.3 millones de personas con hambre vivían en el país en 1990.

1 millón de personas con hambre hay actualmente en el país, según informe.

37 millones de personas con hambre existen actualmente en América Latina y el Caribe.