Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Los precios del petróleo se replegaron netamente este jueves, cayendo bajo los 50 dólares, a su nivel más bajo en más de tres años, en un mercado que continúa temiendo una fuerte reducción de la demanda de crudo ante el deterioro de la situación económica.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del “light sweet crude” negociado en EU) para entrega en diciembre (último día del contrato), terminó en 49.62 dólares, en baja de cuatro dólares en relación al cierre del miércoles.

Los precios cayeron en sesión hasta 48.64 dólares, un nivel que no alcanzaban desde mayo de 2005. La última vez que el WTI franqueó la barra de los 50 dólares fue el 18 de enero de 2007.

Un poco antes de que el “light sweet crude”, los precios del Brent negociados en Londres ya habían roto esa barrera, dirigiéndose directamente hacia los 48 dólares, su nivel más bajo desde mayo de 2005. Luego de descender hasta 47.82 dólares, terminó en 48.08 dólares, en baja de 3.64 dólares.

“Hay enormes temores de que el crecimiento económico será tan débil que la demanda se reducirá mucho más que lo previsto por el Departamento de Energía en Washington y la Agencia Internacional de la Energía”, explicó Adam Sieminski, del Deutsche Bank.

“Si es el caso, la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) tendrá dificultades para mantener los precios”, agregó el analista. Luego de haber pasado la primera mitad del año de 100 a casi 150 dólares, los precios del barril se dividieron casi entre tres en cinco meses.

“Esperamos que los precios sigan bajando. No hay ninguna señal de estabilización actualmente”, observó John Kilduff, de MF Global.

La publicación este jueves de los datos semanales de desempleo, peores que lo esperado por los analistas, acentuó la presión sobre los precios, haciéndolos descender de la barra simbólica de los 50 dólares.