•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Ministro de Energía y Minas de Nicaragua, Emilio Rappaccioli, insistió ayer en que se debe esperar la firma del acuerdo de compra-venta entre el consorcio que desarrollará el proyecto de generación hidroeléctrica Tumarín y la empresa distribuidora, para dar a conocer el costo de cada megavatio que venderán al país.

“Entre la distribuidora y CHN tienen un acuerdo que nosotros estamos respetando como Gobierno, cuando ellos vayan a firmar el contrato de compra-venta de energía, que eso va a ser pronto, muy pronto", precisó Rappaccioli.

Mientras el Gobierno por un lado evita revelar el costo, los empresarios del sector, sin embargo, insistieron en que factores como el robo de la energía vuelven caro este servicio en Nicaragua.

Cada megavatio de fluido eléctrico en el país tiene un costo en promedio de US$160, un sistema caro debido a que todavía se emplea búnker como combustible principal para generar electricidad en algunas de las plantas, precisó César Zamora, gerente país de Ic Power.

"La energía es bastante cara en Nicaragua (…) Hay mucho robo de energía, el sistema (de distribución) de energía es deficiente y el país depende en un 50% de la energía generada a base del búnker", explicó Zamora al referirse a los altos costos de la energía en el país.

En su momento

Hidroeléctrica Tumarín, un proyecto de 253 megavatios y valorado en más de US$1,100 millones, que será construido por Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua, CHN, representa en el país una oportunidad para reducir los costos en materia energética, según fuentes del sector.

Aunque el embajador de Brasil en Nicaragua, Luis Felipe Mendoça, hace dos días reveló que cada megavatio tendrá un costo de US$115, Rappaccioli insistió que eso será revelado en su momento.

La Asamblea Nacional esta semana aprobó una reforma a la Ley del Proyecto Hidroeléctrico Tumarín (Ley 695) incrementando de 30 a 39 años la licencia de generación a Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua, CHN.