Alma Vidaurre Arias
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El 50% de la población nicaragüense considera que el costo de cubrir las necesidades básicas, que se agrava por la falta de una fuente de empleo del jefe del hogar o de algún otro miembro, es la principal preocupación de las familias en el país, refiere la última encuesta de opinión pública de Cid Gallup Latinoamérica.

Los nicaragüenses perciben que el costo de cubrir las necesidades básicas actualmente es mayor con respecto a mayo pasado, cuando solamente el 45% de los pobladores tenían esa preocupación, revela la firma encuestadora.

La falta de un empleo que no permite a las personas contar con un ingreso en el núcleo familiar, preocupa a un 13% de los nicaragüenses; solo el 5% percibe la falta del servicio de agua como una preocupación, según la encuesta dada a conocer ayer por Cid Gallup.

La dificultad de conseguir un empleo está relacionada con el avance de la edad y con los bajos niveles de escolaridad de los ciudadanos, provocando la emigración especialmente a Costa Rica, precisa la información.

El 37% de las personas consultadas, particularmente los adultos, considera que las condiciones financieras de las familias están peor que hace doce meses, por la falta de una fuente de trabajo.

El 36% cree que el entorno económico familiar sigue igual, y solamente el 26% estima que está mejor con respecto a los últimos 12 meses.

La falta de ingresos en la familia limita al 46% de la población para la compra de insumos y electrodomésticos, frente a un 47% que sí tiene disposición para el consumo.

Familias optimistas

Aunque las opiniones que mantienen los nicaragüenses, especialmente los mayores de 40 años, sobre la situación económica del país son negativas, existe optimismo en otro grupo de la población: los residentes de la capital y los de menor edad.

Si bien es cierto el 32% de la población proyecta una mejor situación económica del país para los próximos 12 meses (cuatro de cada diez personas, siendo una opinión mayoritaria de las mujeres) no perciben mejoría en las finanzas de Nicaragua.

El 39% considera que la situación económica del país estará peor el próximo año, y el 21% estima será igual.

Las familias también proyectan cambios en el entorno familiar en los próximos 12 meses, particularmente las mujeres, los menores de 25 años y aquellos que se desenvuelven en una economía familiar satisfactoria.

El 46% de los nicaragüenses creen que la economía familiar presentará una mejoría, el 26% creen que seguirán igual, y solo el 21% estima será peor.