•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La reforma a la “Ley Especial para el Control y Regulación de Casinos y Salas de Juegos” (Ley 766), actividad que genera más de C$130 millones anuales, tiene como objetivo que el Gobierno pueda ejercer mayor control y captar más recursos a medida que la actividad se desarrolle, explicó ayer el ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta.

240914 casinos

La industria, que registra operaciones de 16 casinos, genera C$80 millones anuales por la vía tributaria, precisó el funcionario.

Las operaciones de estos negocios de juegos de azar, a su vez, generan ingresos al país por C$57 millones anuales aproximadamente, por la vía de las tasas impositivas mensuales.

Por la vía de las tasas impositivas a los casinos, la Ley de Concertación Tributaria estableció que los negocios que tengan hasta 100 máquinas deberán pagar por cada una de ellas US$25 mensuales; los negocios que posean hasta 200 máquinas pagarán US$35 por unidad, mientras que los establecimientos con más de 300 máquinas la cuota mensual es de US$50.

"Básicamente tiene que ver (la reforma) con dos cosas: asegurar que esta actividad contribuya con lo que tiene que contribuir, y en el tema tributario y las tasas asegurar que las empresas estén bajo supervisión y regulación", señaló el titular de Hacienda.

Hace dos semanas el Ejecutivo envió a la Asamblea Nacional una iniciativa de reforma a dicha ley, en la que traspasa la facultad que tiene hasta ahora el Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, para regular estos negocios, al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, MHCP.

Consultas en comisión

El ministro de Hacienda fue el primero en comparecer ayer ante la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, que inició el período de consultas con los actores vinculados a la reforma.

La reforma contempla la creación del Consejo de Control de Casinos que junto al Ministerio de Hacienda y Crédito Público serían los encargados de regular estos negocios, recordó Acosta.