•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los subsidios que el Gobierno entrega al sector transporte, a los consumidores de energía y agua, a los asentamientos y a los jubilados, está garantizado en el mediano plazo, por lo menos para los próximos dos años, declaró ayer el presidente del Banco Central, Ovidio Reyes.

260914 subsidios“En nuestras estimaciones de mediano plazo (los subsidios) están soportados para este año y por lo menos para los próximos dos años”, indicó Reyes, luego de participar en un Seminario de Política y Estabilidad Financiera, junto a funcionarios de los Bancos Centrales de Perú, Bolivia, México, Costa Rica y del Fondo Monetario Internacional, FMI.

El Presupuesto General de la República de este año destinó C$1,684 millones (US$65 millones) para mantener el subsidio a la tarifa de la energía eléctrica, del agua potable y de telefonía a la población vulnerable, las universidades y centros de formación técnica.

Balance

El máximo funcionario del banco emisor dijo que en el tema de los subsidios el país ha mantenido un balance, en el sentido de que se entrega siempre que se cuente con el financiamiento.

“No podemos entregar un subsidio si no está financiado a través del Presupuesto General de la República”, manifestó.

La posición del FMI

Por su parte James P. Walsh, subjefe de división en el Departamento de Mercados Monetarios y de Capitales, del FMI, señaló que ante un escenario en el que las economías emergentes presentan un menor crecimiento, es necesario revisar la política de subsidios, para mejorar la posición fiscal.

“Es necesario cambiar la política y reducir los subsidios y si es necesario reemplazarlos con pagos directos, invertir estos recursos en otros programas que puedan tener efectos más importantes”, explicó Walsh, quien fue el orador principal del Seminario de Política y Estabilidad Financiera.

En el año 2013 el Gobierno nicaragüense destinó US$83 millones para financiar el subsidio al sector energético y también US$66 millones para el complemento salarial o bono productivo de 150,000 trabajadores estatales.

Para el Presupuesto General de la República de este año, según el Programa Económico y Financiero, el Gobierno destinó C$1,684 millones para los subsidios.

El representante del FMI dijo que en Irán, por ejemplo, tenían un programa de subsidios muy costoso y que el Gobierno lo reemplazó por otro programa que consistía en la entrega directa de un monto específico a cada ciudadano a través de la banca, lo que tuvo un efecto positivo, ya que amplió el acceso al crédito de una gran parte de la población de ese país.

Problema

Para el expresidente del Banco Central de Nicaragua, Mario Alonso, el tema de los subsidios es un problema que lleva más de 15 años tratando de resolverse.

“Esos (subsidios), el país tiene que ir buscando cómo hacerlos más racionales; es un problema eterno a nivel fiscal, ya que representan una carga muy grande”, señaló Alonso.

Según Alonso estos subsidios representan un fuerte gasto presupuestario para Nicaragua.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo Económico y Social, Funides, señaló que el país tiene un nivel de subsidios muy alto en algunos sectores tales como energía y transporte.

“Solo en energía eléctrica eso representa una buena parte del Producto Interno Bruto, PIB, del país, eso es una cifra muy grande y se tiene que buscar otras alternativas”, manifestó.

 

La política de subsidios de los gobiernos responde a una acción para amortiguar el alza en el precio internacional del petróleo.

 

“En nuestras estimaciones de mediano plazo (los subsidios) están soportados para este año y por lo menos para los próximos dos años”.

Ovidio Reyes, presidente del Banco Central.