•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sus iglesias, su parque y su vigorón huelen a turismo. Sus coches –halados por caballos– huelen a turismo. Su naturaleza huele a turismo. Su historia huele a turismo. Su gente huele a turismo. Todo por ahí huele a turismo.

Pese a ser la ciudad más antigua de América en tierra firme, y que por razones históricas y políticas ya no es la localidad comercial que fue, Granada sigue viva por el turismo.

Los propios turistas dan fe de eso, como Alfredo, un español que viene a menudo con sus amigos a pasar algún tiempo a Granada y expresa que Nicaragua es como su segunda patria.

“Granada me parece encantadora. Nicaragua en sí me parece encantadora. Su gente es realmente maravillosa y pienso que es un país que está desarrollándose, y me encanta, me encanta cada día más”, sostiene Alfredo un lunes por la tardecita en la Gran Sultana. 

RUBRO MÁS IMPORTANTE

Bosco Garay,  presidente departamental de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística, Cantur, afirma que el turismo es el principal rubro en el desarrollo socioeconómico del municipio de Granada.

Garay sostiene que, si bien es cierto hay actividades agrícolas, como la siembra de arroz y café, lo más representativo en la economía granadina es el turismo.

Lo mismo opina el concejal de la comuna granadina por el Partido Liberal Independiente, PLI, Rodrigo Monterrey, quien sostiene que lo más destacable de la ciudad es el crecimiento del negocio de hoteles y restaurantes. Sin embargo, enfatizó en que pertenecen a inversionistas extranjeros en su mayoría.

Según el representante de Cantur, hay casi 100 mipymes turísticas afiliadas a esa organización en Granada, las cuales generan más de 3,000 empleos. Asimismo, reveló que hay muchas más que no están asociadas a esa organización. 

Monterrey afirma que por Granada pasa un 80% de los turistas que visitan Nicaragua en el año, quienes en el 2013 fueron unos 1.2 millones de extranjeros.

“Granada ha sido bendecida en dos sentidos: en su belleza natural y en su arquitectura colonial. Es la ciudad más antigua en tierra firme de América”, expresó el concejal granadino.

Entre sus bellezas naturales destacan el volcán Mombacho, las Isletas de Granada, la laguna de Apoyo y la isla Zapatera. 

“Granada es una ciudad con muchas riquezas naturales y está apostando también por un turismo rural sostenible, que permite un mayor desarrollo de las comunidades rurales”, comentó Garay. 

AVANCES

Margarita Jarquín, presidenta de la Asociación de Comerciantes de Granada y administradora del negocio turístico Tequila Vallarta, en calle La Calzada, percibe muchos avances en la ciudad de cara al impulso del turismo. Por ejemplo, dice, la Policía brinda mayor seguridad a los turistas. 

Asimismo, destacó la importancia que tienen los quioscos de información turística impulsados por el Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, la Alcaldía de Granada y otras organizaciones.

AGRICULTURA

Entre tanto, Monterrey también recordó que la agricultura juega un papel primordial en la economía granadina, si se toma en cuenta que en la comarca Malacatoya, con unos 20,000 habitantes, es donde se produce aproximadamente el 40% del arroz que consume Nicaragua. 

“Es una actividad que económicamente tiene mucho significado. La población (de Malacatoya) con razón reclama que ahí es donde se cosecha la comida de este país”, subrayó el concejal. Igualmente, agregó que en esa zona están instaladas varias empresas distribuidoras de insumos agrícolas. 

COMERCIO DE CAPA CAÍDA

Si bien el turismo se posiciona con fuerza en Granada, no todo es color de rosa en esa localidad.

Por su parte, Antonio Díaz, fiscal de la Cámara de Comercio de Granada y comerciante desde hace más de 10 años, opina que el comercio no está fluyendo mucho debido a que las condiciones económicas de los granadinos no son tan favorables como parece. 

“Tenemos la Granada turística, la Granada buena, pero no tenemos mucho auge de salarios y de los trabajos (para impulsar el comercio)”, sostuvo.

Esta opinión también la comparte el concejal Rodrigo Monterrey, quien sostiene que efectivamente Granada ha dejado de ser una ciudad importante para el comercio.

Para Díaz el comercio no ha decaído, pero tampoco crece, a lo que hay que sumar el eterno problema nacional del crecimiento del comercio informal.

Monterrey afirmó que hasta hace poco llegaron algunos supermercados importantes a ese municipio y que muchas personas aún van a comprar a Masaya. 

Recordó además que Granada es hasta cierto punto una “ciudad dormitorio”, porque muchos de sus habitantes se desplazan diariamente a Managua para trabajar.