• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Hasta el primer semestre de este año el crecimiento de la economía nicaragüense había sido impulsado por el sector agropecuario exportador, debido a una mayor demanda y a una mejoría de los precios.

"El sector exportador se alzó como uno de los principales motores de la economía en el primer semestre. Los commodities tuvieron precios mayores a los vistos en diciembre de 2013", señaló Ovidio Reyes, presidente del Banco Central de Nicaragua, BCN.

Por ejemplo, el precio del kilogramo de frijoles pasó de US$0.76 a US$1.12 y los ingresos por exportaciones en el período enero-agosto 2013-2014, pasaron de US$28.2 millones a US$59.9 millones.

La carne de bovino, que se ha convertido en uno de los principales productos de exportación del país, también mejoró sus precios internacionales y cerró en agosto pasado en US$3.2 la libra y los ingresos por exportaciones pasaron de US$240.08 millones a US$281.7 millones.

Según el presidente del banco emisor, hasta junio pasado el Índice Mensual de Actividad Económica, IMAE, creció a un ritmo anual del 4.4%.

La publicación “BCN al día” en su primera edición sostiene que en el ámbito de las exportaciones los valores de mercancías y zonas francas acumularon un crecimiento interanual de 8.2% y 12.9%, respectivamente.

La publicación del BCN señala que hasta el primer semestre los rubros de exportación con mayor crecimiento en volumen fueron los de la industria manufacturera, especialmente la carne, el azúcar y los lácteos.

De enero a agosto de este año, los exportadores enviaron al exterior 62,477 toneladas métricas de carne de bovino, frente a las 55,550 toneladas métricas en el mismo período de 2013.

También volumen

De la misma manera, las exportaciones de azúcar de caña pasaron de 245,543 a 282,359 toneladas métricas y las de productos lácteos se incrementaron de 55,296 hasta las 68,567 toneladas métricas en el período descrito.

Según las autoridades del Banco Central, las condiciones del entorno económico están dadas para que la actividad económica continúe, se fortalezca y, de ser posible, se recupere de cara al segundo semestre del año. Siendo así, se podría tener un crecimiento económico de entre 4% y un 4.5%.

Los riesgos potenciales de la economía son la continuidad del bajo régimen de lluvias y el incremento de los precios del petróleo.

“El sector agropecuario exportador ha sido el principal impulsor del dinamismo económico en 2014, a la par del crecimiento de la industria manufacturera”.

Ovidio Reyes, presidente del BCN.