elnuevodiario.com.ni
  •   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los países de América Latina deberían invertir el 6.2 % de su Producto Interno Bruto, PIB, anual, unos 320,000 millones de dólares, para satisfacer sus demandas de infraestructura entre 2012 y 2020, advirtió hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal.

Un reporte de Cepal presentó este lunes la base de datos de inversiones en infraestructura económica en América Latina y el Caribe, 1980-2012, que recoge y sistematiza las cifras por países según su origen, tanto público como privado.

Entrega también una actualización de los requerimientos de inversión anual en los cuatro principales sectores de infraestructura económica: transporte, energía, telecomunicaciones y agua y saneamiento, para dar respuesta a las necesidades que surgirán de las empresas y consumidores finales de la región.

La cifra del 6.2 % del PIB resulta de aplicar la trayectoria de la inversión a las necesidades esperadas de infraestructura y asume una repetición del patrón histórico de inversiones de los países.

"Como tal representa una aproximación y no una recomendación taxativa", advierte el documento.

Según el informe, el promedio de 2.7 % del PIB de la inversión en infraestructura observada en el último decenio muestra que la región no está destinando suficientes recursos a ese sector.

Agrega que "una adecuada respuesta a los requerimientos en este campo es clave para la inserción regional en la economía global en el siglo XXI y para la calidad de vida de sus habitantes".

Pese a ello, el análisis de las cifras de la base de datos revela una tendencia al incremento de la inversión en los cuatro sectores de infraestructura económica antes mencionados durante el período 2003-2012.

El sector transporte concentra los mayores montos de inversión desde 2005, seguido por el de energía, telecomunicaciones y agua y saneamiento.

Según el informe, en 2012, último año con datos disponibles, la inversión promedio regional en los cuatro sectores fue de 3,49 % del PIB.

Ese año Costa Rica fue el país que más invirtió en infraestructura, con un 5,47 % del PIB en inversión pública y privada. Le siguieron Uruguay, con un 5,08 %; Nicaragua, con un 4,93 %; Bolivia, con 4,47%; Perú, con 4,46 %, y Brasil con 4,10 %.

La Cepal estima que las inversiones en obras de infraestructura contribuyen a incrementar la cobertura y calidad de los servicios públicos, como salud, educación y esparcimiento.