•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Empresa Comercializadora de Maní, Comasa, sembró 60 mil árboles de las especies: genízaro, roble, madero negro y pochote en alianza con escuelas de tres municipios de Chinandega, como parte de la protección al medio ambiente y su programa de Responsabilidad Social Ambiental Empresarial.

La ingeniera Scarleth Judith Gómez Laguna, responsable de Gestión Ambiental de Comasa, dijo a El Nuevo Diario que sembraron los árboles en las faldas del volcán Casita, en la Comunidad el Rodeo, en el río Acome y Ameya, con el apoyo de trabajadores de Comasa, productores de la zona, y estudiantes de las escuelas La Virgen, municipio de Posoltega; San Benito y “Fe y Alegría”, en el municipio de Chinandega; y en la Escuela Enmanuel Mongalo, del municipio de El Realejo.

Como parte del programa de reforestación, Comasa capacitó a 200 alumnos de las cuatro escuelas mencionadas sobre la importancia de los bosques.

Comasa también plantó 20 mil árboles forestales en la Península de Cosigüina, concluyendo de esta forma el tercer año consecutivo de reforestación.

“Trabajamos con estudiantes de primaria porque ellos son el futuro para la sostenibilidad ambiental en Nicaragua. Los alumnos están muy despiertos y preocupados en cuanto a temas ambientales debido a que preguntan bastante del tema y eso nos anima a continuar trabajando”, indicó.

145,000 árboles

Agregó que en la jornada de reforestación también participaron trabajadores de las cuatro plantas de Comasa, ubicadas cerca de las mencionadas escuelas, y representantes de autoridades municipales, incluyendo a la alcaldesa de Chinandega, Aura Lila Padilla, y a los directores de las unidades ambientales de las comunas de Posoltega y El Realejo.

Gómez Laguna afirmó que la reforestación inició en 2012, con 500 árboles. Para este año registran 145 mil árboles plantados.

Destacó que han trabajado en la parte alta del río Ameya, en el municipio de El Realejo, y han incluido en el programa de reforestación a productores de maní, a quienes se les entregó este año diez árboles para ser plantados en cada una de las fincas.

Guardaparques

Por otro lado, afirmó que por sexto año consecutivo, Comasa adopta un tramo en el río Acome, que atraviesa la ciudad de Chinandega, con un guarda parques, el cual se encarga de cuidar y sensibilizar a pobladores para que no continúen contaminando el lugar. Explicó que la estrategia ha tenido éxito.

El guardaparques, desde una torre, vigila el trecho con binoculares e informa a la Dirección de Medio Ambiente de la Alcaldía de Chinandega respecto de las personas que lanzan desechos en el río.

Comasa cuenta con un vivero con capacidad para 60,000 plantas, establecido en 2012 en la planta Posoltega.

 

60 mil plantas están sembradas en el vivero a espera de ser trasplantadas.