•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El precio del barril de petróleo se ha desplomado casi un 20% en los últimos 30 días, y hasta el pasado martes había caído hasta los US$80.44, un precio que no alcanzaba desde 2012, lo que es catalogado como una bendición para países como Nicaragua.

161014 petroleo

“Esta es una gran bendición para Nicaragua, recordemos que nosotros importamos 10 millones de barriles anuales, que a un precio de US$100 representan US$1,000 millones, pero si el próximo año el precio se mantiene en US$70 por barril, eso representaría un ahorro de US$300 millones para el país”, indicó el empresario del sector energético, César Zamora.

Al cierre de la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos futuros del petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en noviembre, los de más próximo vencimiento, se ubicó en US$81.07 el barril.

En el caso del WTI, el descenso del martes fue el mayor desde noviembre de 2012, mientras que el nivel alcanzado es el más bajo desde fines de junio de hace dos años.

Los analistas reconocen que el pánico se ha adueñado del mercado del petróleo. La oleada bajista no encuentra freno, y los operadores optan por una desbandada insólita en los últimos años. En poco más de un mes roza ya el 20% de caída.

Zamora señala que la principal causa en la caída del precio internacional del petróleo es que Estados Unidos está exportando crudo a Corea del Sur y por eso el cartel de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, ha decidido bajar el precio.

desde septiembre

Según estos expertos, el precio del petróleo viene bajando desde fines de septiembre por el exceso de oferta de los productores, la reducción en la demanda y divergencias en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

La caída de esta semana se conoció después que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) anunciara una baja en su previsión sobre la demanda global de petróleo para este año, ante las señales de débil crecimiento económico global.

La agencia rebajó en 200,000 barriles diarios su previsión de demanda global para 2014, hasta los 92.4 millones, y apuntó que el crecimiento anual se sitúa en los 700,000 barriles diarios, 250,000 barriles menos que en su previsión anterior.

Analistas del mercado calculan que un precio del barril entre los US$75 y US$80 puede hacer peligrar la rentabilidad de explotación de crudo en yacimientos.

Efecto en 2 meses

El impacto en la economía nicaragüense por la caída de los precios del petróleo se podría ver en dos o tres meses.

“Para que los consumidores puedan ver una disminución de los combustibles a nivel interno, tendrán que pasar unos dos meses, porque todavía existe inventario de petróleo que se compró a un precio de US$100”, detalló Zamora.

El empresario sostiene que de cumplirse las proyecciones internacionales de mantener el precio en un promedio de US$70 por barril para el 2015, los consumidores sí podrán sentir el impacto directamente en sus bolsillos.

“Si bien es cierto que podemos perder US$100 millones si no nos renuevan los TPL, eso se compensará con el ahorro de US$300 millones en la compra de petróleo”, explicó Zamora.

Cabe destacar que este fin de semana recién pasado, a nivel nacional, solo descendieron de costo la gasolina súper y el diesel, que registraron bajas de C$0.91 y C$0.02 por litro.

 

4.08 dólares cuesta un galón de diesel en Nicaragua.

 

“Para que los consumidores puedan ver una disminución de los combustibles a nivel interno, tendrán que pasar unos dos meses, porque todavía existe inventario de petróleo que se compró a un precio de US$100”.

César Zamora, empresario del sector energético.