•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de 22,000 “me gusta” tiene la página de Facebook de Bobina Boutique, una tienda de ropa ubicada en el Centro Comercial Managua. El espacio es actualizado a diario con fotos de los nuevos productos, descuentos y refranes dirigidos a mujeres.

Para lograr esa popularidad en la red social, la dueña de Bobina Boutique, Elisa Fernández, invierte cerca de US$100 al mes para promover sus ‘posts’ entre sus seguidores o entre personas que aún no siguen la ‘fan page’; pero no ha pensado en tener un sitio web. “Me ha dado buenos resultados. Incluso me está llamando gente de diferentes medios que me busca porque me ven en Facebook”, asegura Fernández.

Así como esta tienda, hay muchos negocios en Nicaragua que optan por tener un espacio en la red social antes que invertir en una página web.

“Esto se debe en gran medida a la falsa ilusión que se tiene de que aprovechar el lado comercial de las redes sociales te saldrá fácil, rápido, pero sobre todo barato, lo que está lejos de la realidad”, explica el consultor de ‘e-commerce’ y estratega de marketing digital, Juan Ortega.

Uso de Facebook

Este fenómeno está relacionado con la idea de que manejar las ‘fan pages’ es fácil. “Una cosa es saber configurar los perfiles y usar la herramienta, pero otra es utilizarlo como un canal de ventas, una vitrina virtual, un espacio para posicionarse frente a la competencia. En este último escenario se necesita un trabajo con muchísima dedicación, establecer una estrategia, definir objetivos, plan de acción, contar con recursos”, dice Ortega.

El fundador de la empresa de desarrollo web Monchito, Leandro Gómez, considera que hay casos en los que no es necesario tener un sitio web. “En el caso de empresas pequeñas, por ejemplo, tiendas de barrio que venden ropa, es mejor tener una presencia en Facebook y no necesitan un sitio web”, aclara.

En Nicaragua hay marcas internacionales de comida rápida que no cuentan con un sitio web local, pero sí tienen una importante presencia en las redes sociales. “En el caso de los negocios grandes depende mucho, como son franquicias, si quieren tener presencia web o no. No les afecta porque son marcas conocidas. De hecho creo que tienen más visitas a nivel de redes sociales que en sus propios sitios web”, dice Gómez.

Páginas alquiladas

Ambos expertos advierten que las ‘fan pages’ son espacios que no pueden ser controlados del todo. “Estás construyendo tu marca en un terreno que no es tuyo”, recuerda Gómez.

Ortega asegura que tener presencia solamente en Facebook u otra red social es una apuesta arriesgada. “No voy a negar que la gran audiencia de usuarios sea un elemento atractivo para incursionar en estas plataformas, pero hay que tener en consideración que estos espacios son alquilados, es decir, uno no controla lo que sucede en ellos”, advierte. “Pongo un ejemplo: te imaginás que una marca con millones de fans viole algún término y Facebook decida eliminarla. ¿Cómo hacés para recuperar esa comunidad?”, agrega.