•  |
  •  |
  • END

Aunque existe una desaceleración en el crecimiento de los depósitos de la banca, el Sistema Financiero Nacional no tiene problemas de liquidez, por lo cual, no se tiene previsto un impacto de la crisis económica mundial en este sector, informó Bayardo Arce, asesor económico del presidente Daniel Ortega.

En entrevista al programa televisivo Amcham Tevé, el funcionario de gobierno dijo que el año pasado los depósitos de la banca crecieron 230 millones de dólares, mientras que este año el incremento a la fecha es de 160 millones de dólares y que probablemente no lleguen a los 230 millones de dólares, pero que existe suficiente liquidez en el sistema, según reuniones que sostuvo con la Superintendencia de Bancos.

Agregó que las líneas de crédito de la banca nacional tuvieron una pequeña parálisis cuando la crisis financiera internacional explotó, pero que ya se normalizó y que no prevén un problema mayor en Nicaragua.

Arce afirmó que existe un acuerdo para que se utilicen fondos del Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, para que los bancos centrales estén en capacidad de enfrentar problemas de liquidez.

En el caso de las exportaciones, que es otro de los sectores que se cree serán impactados, el asesor económico de la Presidencia dijo que las mismas están creciendo a ritmo normal y que las remesas aún no están afectadas.

Reconoció que hay ciertas industrias exportadoras que están enfrentando problemas de reducción en los pedidos y han recortado personal. Precisó que tienen contabilizados algunos miles de empleos perdidos en el país por una baja del mercado.

Arce indicó que esta situación crítica puede ser más difícil en 2009, porque Estados Unidos sigue poniendo millonarias sumas de dinero en su sistema financiero, al igual que Europa, y hasta China está ofreciendo colocar una cantidad de recursos.

Dijo que como no se ha podido dar una respuesta certera sobre el rumbo de la economía internacional, el mercado reacciona positivo el día que se anuncia la inyección de recursos y se descompone otro día por algo que dijo alguien.


Revisarán meta de crecimiento
Arce señaló que la meta de crecimiento del país se verá afectada, por lo cual, la tasa de más del cuatro por ciento que se habían planteado en un inicio, tendrán que revisarla.

Sin embargo, señaló que por ser un país que se está levantando de una situación más difícil en la región, la crisis económica internacional nos impactará menos, porque no recibimos el nivel de remesas que entran a El Salvador, ni tenemos la cantidad de zonas francas ni mercados de exportación como los de Costa Rica, El Salvador y Honduras.

Añadió que los requerimientos financieros internacionales de Nicaragua no se comparan con los de Costa Rica y El Salvador.

Asimismo, consideró que debido a la menor capacidad adquisitiva y la pérdida de empleo en los países desarrollados, la gente tendrá menos recursos para pasear, pero como no somos líderes en turismo, tampoco resultaremos muy afectados en esto.


Diversificación de mercados
Según Arce, el país también resultará menos afectado por la estrategia que puso en marcha este gobierno, al diversificar el mercado exportador que antes estaba concentrado casi solo en los Estados Unidos.

Afirmó que era ridículo decir que el único futuro comercial de Nicaragua era el Tratado de Libre Comercio, TLC, con Estados Unidos, que todo se había hecho en función de ese mercado, mientras el acceso se ponía más complejo, por las nuevas restricciones adoptadas tras los atentados terroristas ocurridos en ese país en septiembre de 2001.

Entre las alternativas mencionó el ALBA, acuerdo comercial y de cooperación que lidera el presidente venezolano Hugo Chávez, pero que también están otros mercados importantes que se deben desarrollar, entre ellos Brasil.

Además, dijo que han vuelto a buscar mercados importantes como el de Rusia e India, que abre un marco de posibilidades que el país no tenía antes.