•  |
  •  |
  • END

SAN ISIDRO, MATAGALPA. El arroz es el alimento básico que consume la mitad de la población mundial y ocupa el 11 % de la tierra cultivable del planeta, según las investigaciones realizadas por la FAO. Esta gramínea se siembra en zonas muy diversas en lo que respecta a clima, desde el nivel del mar hasta los 2 mil 500 metros de altura.

Investigaciones sobre la producción mundial de arroz señalan que hay preocupación sobre el crecimiento de la demanda de este producto alimenticio y de la falta de suficiente oferta. Por ejemplo, los principales países productores de arroz, China y la India, con un 30% y un 22% de la producción mundial, no pueden cubrir el déficit mundial.

En las proyecciones sobre este cultivo, se estima que el nivel actual de producción mundial de arroz necesita aumentar en un 18 % anual, muy por encima de la tasa de crecimiento actual de la producción, para poder perseguir la demanda. Sin embargo, la producción del grano blanco se ha bajado considerablemente, por lo que hay que buscar alternativas para fomentar la producción de este rubro que se ha convertido en el alimento básico de la población.

El arroz en Nicaragua, elemento básico en la alimentación de la población, siendo el producto de mayor importancia y de consumo de los nicaragüenses, es cultivado en unas 90 mil hectáreas y de ellas se obtiene una producción de unas 200 mil toneladas, según el Ministerio Agropecuario y Forestal (Magfor).

Para mejorar el rendimiento de este rubro, la Misión Técnica de Taiwan, ha venido jugando un papel importante para buscar nuevas variedades de arroz que presenten mayor rendimiento, calidad, resistencia a las enfermedades, y que esta semilla esté a tiempo en manos de los productores para sembrarla en tiempo y forma, todo esto en coordinación con el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Hasta la fecha, Nicaragua no produce suficiente semilla certificada para atender la demanda nacional de los productores que se dedican al cultivo comercial de arroz, ya que sólo cubren el 14 % del área total de siembra, por lo que el plan es lograr cubrir el 25 % del área de siembra para el ciclo 2009-2010.


Es en este punto donde la Misión Técnica de Taiwan, ha venido trabajando con los productores de arroz en el Valle de Sébaco y San Isidro, para producir la mayor cantidad de semilla básica y certificada para la siembra, al tiempo que han apoyado en la capacitación técnica y profesional de las cooperativas “Omar Torrijos”, “Augusto César Sandino” y “Mario Dávila”, a que le hicieron entrega de un financiamiento de 155 mil dólares.

El ingeniero Francisco Wang, Director de la Misión Técnica de Taiwan, señaló que el financiamiento otorgado a la Cooperativa “Mario Dávila” fue hecho en coordinación con el Fondo de Crédito Rural, a fin de que levanten su capacidad productiva, la cual cancelará en año y medio todas sus deudas.

El director de la Misión Técnica de Taiwan puso como ejemplo a la Cooperativa “Augusto César Sandino”, que canceló una deuda de más de 130 mil dólares y ahora producen en 150 manzanas unos siete mil quintales de semilla de arroz certificada, la que ya está a la disposición de los productores de arroz del país.

El ingeniero Martín Flores, del INTA Centro-Norte, reconoció el trabajo realizado por todo el personal de la Misión Técnica de Taiwan, quienes han venido a profundizar las investigación para mejorar la producción de Nicaragua, no sólo en arroz, sino en hortalizas y porcinos, en Chinandega, Malacatoya, Sébaco, San Ramón y Jinotega.