•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A 128 kilómetros de la capital está Matagalpa, una importante zona en el norte del país que en materia agrícola destaca por la producción de café junto a Jinotega, uno de los departamentos más extensos y que también posee grandes atractivos turísticos.

Ambos forman parte de la reconocida Ruta del Café, y junto con Estelí, Madriz y Nueva Segovia, son una región de frescas montañas que atraen a los turistas nacionales e internacionales.

Son destinos donde se promueve el ecoturismo, el agroturismo, el turismo de aventura, el senderismo y otras actividades que forman parte de un gran abanico de ofertas.

“Matagalpa y Jinotega tienen mucho que ofrecer por las bellezas naturales que se encuentran ahí, por su oferta hotelera y su oferta turística”, mencionó la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua, Canatur, Sylvia de Levy.

Alfredo Gutiérrez, directivo de la Asociación de Tour Operadoras, Antur, considera que en estas áreas, a pesar del avance de la frontera agrícola, hay oportunidades para hacer turismo.

“Se puede conocer el cultivo y la recolección de café en estas áreas, el senderismo, la observación de aves, aunque no está suficientemente desarrollado tenemos unos guías especializados en avistamiento de aves, con lo cual ya se traen pequeños grupos en la zona de Matagalpa y Jinotega”, señaló Gutiérrez.

Un ejemplo de ecoturismo

En La Perla del Septentrión, Finca Esperanza Verde es un ejemplo a seguir en el desarrollo del ecoturismo, un lugar para “ir a descansar” y disfrutar al máximo de las bellezas naturales.

Este eco-lodge, que recibe con mayor énfasis a turistas internacionales provenientes de Estados Unidos y Europa, Francia y España principalmente, y hasta asiáticos, ofrece diversas actividades en un lugar donde reina la naturaleza, manifestó Mary Avilés, trabajadora de la finca.

“Hay un sendero con una cascada donde el agua es muy limpia y pueden bañarse si lo desean; es el Sendero Azul, donde pasan por un laboratorio de mariposas, un plantío de café orgánico; tenemos el Sendero Morado, donde pasan por hortalizas orgánicas”, explicó Avilés.

El mountain bike

En esta fresca zona de Nicaragua, aunque con poca frecuencia, está empezando a desarrollarse una actividad que incita al deporte sano: el ‘mountain bike’ o ciclismo de montaña, como una estrategia del turismo de aventura, explicó el directivo de Antur.

“En la zona de Matagalpa no se ha podido hacer con regularidad, pero hay esfuerzos para buscar que se vuelvan unos circuitos regulares en esa zona, tenemos ese potencial que no se ha logrado explotar muy bien y que puede tener un futuro muy interesante”, mencionó el empresario turístico.

Esfuerzo de todos

La semana pasada la presidenta ejecutiva del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, Mayra Salinas, destacó que el sector pretende impulsar una estrategia de desarrollo de turismo comunitario en el territorio nacional en alianza con las alcaldías y otras instituciones que apoyen la industria.

“Actualmente estamos en la construcción de la estrategia, es lograr avanzar en que desde nuestras comunidades se compartan las actividades cotidianas, la pesca, la ganadería como un valor agregado, pero además la cultura viva de cómo vive nuestro pueblo, y eso tiene un gran atractivo internacional”, señaló Salinas.