Leoncio Vanegas
  •   Jalapa, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Según Salvador Herrera, productor de San Fernando, “nunca se había visto” que se sacara café en septiembre u octubre. A algunos beneficios ya están llegando camionetas cargadas con sacos del grano.

Herrera dijo que se trata de los rodales del café viejo (caturra y borbón) que logró sobrevivir al ataque de la roya.

Igual ha ocurrido en Jalapa, donde ya están saliendo las primeras latas del grano, el cual ha madurado en la parte media de la cordillera Dipilto-Jalapa.

“Asumimos que es una cuestión atípica y lo achacamos al cambio climático, porque científicamente nadie nos acompaña para determinar este fenómeno”, declaró Eddy Gutiérrez, caficultor de la zona.

Dijo que se ha visto a pequeños productores sacar café de las zonas de Buena Vista Chiquita y El Escambray, donde hay gente que ha cortado hasta 20 latas en un período de tres días. “En mi caso personal, saqué 20 latas en la semana última de septiembre”.

La despinta, que ha tempraneado en este ciclo, requiere de logística, indica, como canastos, sacos, cabuyas, pesas y personal para el acopio. Por el momento, el graniteo los pequeños productores lo realizan con mano de obra familiar.

Optimismo con cosecha

Gutiérrez dijo que la productividad se vislumbra para el presente ciclo como buena, “aunque hay zonas que no se recuperan de la roya. Hay fincas que no tienen café; otras que inician el graniteo y que sembraron al inicio (de la afectación)”.

Herrera atribuye la temprana maduración del café al período de sequía, al inicio del invierno, y luego al período lluvioso.

Para centenares de jornaleros de la zona seca de Las Segovias, golpeados severamente por la sequía, es una oportunidad de ganar dinero para la subsistencia de sus familias.