•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hace dos años Marisol Suárez empezó en el patio de su casa con una pequeña granja avícola familiar, hoy ha comprado un local más grande y brinda empleo a 5 personas.

Al igual que la señora Sáurez, en el país existen --según datos del Censo Económico y Urbano 2010-- más de 200,000 establecimientos comerciales, los cuales crecen a un ritmo del 20% cada año.

Y es que el mercado laboral nicaragüense se caracteriza por elevados niveles de subempleo, segmentación del mercado altamente informal, y por una economía eminentemente terciaria.

Según la última encuesta de empleo realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas  y Censos,  más del 50% de los ocupados están ubicados en el sector terciario de la economía, el 33.2% de la PEA son subempleados, y el 66.1% de los ocupados están ubicados en el sector informal.

“Los ocupados en el sector informal representan la mayoría de los empleados del país, y son definidos como  todos aquellos que laboran en centros de 1 a 5 trabajadores, es decir, en pequeñas empresas familiares, sobre todo de servicios y comercio”, señaló el economista y catedrático universitario Manuel Castellón.

Los informes oficiales indican que en el país existen más de 150,000 trabajadores por cuenta propia, de los cuales, más del 70% son mujeres como Marisol Suárez.

Las pymes y sobre todo las comerciales, son las encargadas de brindar trabajo al 70% de los ocupados de este país. “Eso nos revela la gran importancia de este sector, en la generación de empleo y en la producción de bienes y servicios en la economía”, destacó el economista.

aportes a la economía

El sector informal representa una parte importante de la economía en los países en desarrollo, y del mercado de trabajo, desempeñando este sector un papel muy importante en la creación de empleos, en la producción y en la generación de ingresos.

“En los países con elevadas tasas de crecimiento de la población y de urbanización, el sector informal tiende a absorber  la mayor parte  de la creciente fuerza de trabajo en las zonas urbanas, sobre todo las pymes comerciales”, señaló el economista Castellón.

 

200 mil establecimientos comerciales existían en Nicaragua en el 2010.

 

50 Por ciento de ocupados están ubicados en el sector terciario de la economía.