•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La idea para madurar el proyecto tardó un año. Son tres jóvenes que decidieron abrir una empresa con una oferta en diseño, arquitectura y desarrollo, bajo la marca Creativa; es una de las miles de historias de emprendedurismo en el país.

Jaime Cortez, gerente general del Grupo Creativa, precisó que la naciente empresa actualmente genera seis empleos en el área administrativa, y cuando desarrollan los proyectos pueden dar trabajo a aproximadamente 10 personas.

Un negocio que genera entre cinco y 19 empleos se considera que es una pequeña empresa, según datos del sector.

La idea de estos jóvenes al crear esta empresa, era ofrecer a sus clientes, soluciones innovadoras de acuerdo a sus necesidades, optimizando tiempo y recursos.

“En Grupo Creativa apostamos por un diseño novedoso y moderno o clásico moderno. Nuestra metodología de trabajo tiene como objetivo brindar asesoría de inicio a fin en el proceso del diseño y la construcción", mencionó Cortez.

Mujeres empresarias

Al igual que ellos, un grupo de hermanas graduadas en Administración de Empresas, hace tres años tuvieron que poner en marcha los conocimientos adquiridos en la universidad, al abrir su propio negocio.

“Siempre aspiramos, algún día, llegar a tener nuestra propia empresa", relata Filena Torres, propietaria de la empresa Muebles de Mi Tierra, una mueblería donde se elaboran muebles en madera o melamina.

“Cuando iniciamos éramos únicamente cinco colaboradores; hoy en día somos fuente de empleo de 30 personas, entre hombres y mujeres", dice orgullosa Torres.

El 30% de las empresas nicaragüenses en promedio tienen mujeres como gerentes, en el 60% de esos negocios ellas tienen participación accionaria, según una encuesta de Enterprise Surveys de la Corporación Financiera Internacional, IFC, por sus siglas en inglés.

Filena y su hermana, Elizabeth Torres, reconocen que a pesar de que los negocios son un mundo manejado por hombres, esta situación de hacerse cargo de un personal "no ha sido el mayor de los retos".

"Cuando iniciamos no contábamos con experiencia necesaria en este ramo, solo contábamos con el dinero justo para comprar un par de máquinas, y a pesar de que teníamos los conocimientos adquiridos en la universidad, era primera vez que montábamos una empresa desde cero y de esta índole, entonces los retos fueron muchos”, dice Filena. 

 

En Nicaragua existen aproxima-damente 155,000 micro, pequeñas y medianas empresas formales, según datos del sector.